Información

6.1: Lycophytes - Biología

6.1: Lycophytes - Biología


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

  • Microfilas. Nota: El término microfilo, confusamente, no es una indicación del tamaño de la hoja.

  • Rizomas. Propogación asexual del esporofito a través de tallos subterráneos.

  • Homosporoso o heterosporoso. Las esporas haploides se convierten en gametofitos bisexuales en Lycopodium. En Selaginella, microsporas convertirse en microgametofitos que producen esperma y megaesporas convertirse en megagametofitos que producen huevos.

Lycophytes extintos como Lepidodendron y Sigillaria creció hasta convertirse en árboles altos, ramificándose dicotómicamente y produciendo un dosel de microfilas similar a un musgo. ¡Algunas de estas microfilas tenían varios pies de largo! Los licófitos aparecen por primera vez en el registro fósil hace más de 400 millones de años. En el período Carbonífero (alrededor de 300 millones de años), el paisaje estaba cubierto de bosques de licófitos y pantanos poco profundos. Gran parte de los combustibles fósiles que utilizamos hoy en día se derivan de estos licófitos arbóreos extintos que caen en pantanos, lo que ralentiza la descomposición y crea capas de material rico en carbono que ahora encontramos como vetas de carbón.

Los licófitos existentes (aquellas especies que aún viven hoy) están representados por formas rastreras, como Lycopodium y Selaginella. Observe las muestras frescas y los portaobjetos preparados de Selaginella y / o Lycopodium. Dibuje y describa las características importantes que diferencian a estas plantas de las briófitas, incluida la estructura del tallo y la hoja, las partes subterráneas y el lugar donde se producen las esporas.

Figura ( PageIndex {1} ): Lycopodium clavatum. Las estructuras erectas de color canela son tallos con estróbilos en la parte superior. El resto de la planta es verde y crece más o menos postrada en el suelo. Foto de David Bird, CC-BY-NC.


Lycophyte

los licófitos, cuando están ampliamente circunscritos, son un subgrupo de plantas vasculares (traqueofitas) del reino Plantae. A veces se colocan en una división. Lycopodiophyta o Lycophyta o en una subdivisión Lycopodiophytina. Son uno de los linajes más antiguos de plantas vasculares existentes (vivas). El grupo contiene plantas extintas que datan del Silúrico (hace aproximadamente 425 millones de años). [2] [3] Los licófitos eran algunas de las especies de plantas dominantes del período Carbonífero, e incluían especies parecidas a árboles, aunque los licófitos existentes son plantas relativamente pequeñas. [4]

Los nombres científicos y los nombres informales en inglés utilizados para este grupo de plantas son ambiguos. Por ejemplo, "Lycopodiophyta" y el "Lycophyta" más corto, así como el "lycophyte" informal, pueden usarse para incluir las zosterofilas extintas o para excluirlas.


Resumen del proceso de peticiones

Los estudiantes pueden solicitar cambios en los requisitos de su título. Las peticiones se evalúan caso por caso, no hay ninguna petición que siempre se apruebe y muy pocas que siempre se rechacen. El objetivo es desarrollar un plan que tenga sentido para el estudiante en particular, sin dejar de alcanzar los objetivos del plan de estudios.

Recomendamos que los estudiantes se comuniquen con su asesor antes de enviar una petición. El proceso de peticiones para 6-1, 6-2, 6-3, 6-7 y 6-14 lo inicia el estudiante aquí. Una vez que un estudiante ha presentado la petición, se le pedirá a su asesor que lo pese y luego el Departamento tomará una decisión.


14 - Diversidad, biogeografía y florística

La biogeografía de helechos y licófitos se puede estudiar desde varios puntos de vista y con varios métodos. Podría, por ejemplo, examinar la distribución de especies en un solo árbol (Krömer y Kessler, 2006 Schuettpelz y Trapnell, 2006), o la frecuencia y abundancia de especies en grandes regiones (Ruokolainen et al., 1997 Lwanga et al., 1998 Tuomisto et al., 2003 Jones et al., 2005 Tuomisto y Ruokolainen, 2005), o las relaciones de especies en diferentes continentes (por ejemplo, Moran y Smith, 2001 Parris, 2001). Los métodos pueden ser tan variados como producir listas de plantas que crecen en diferentes tipos de suelo (p. Ej., Young y León, 1989 van der Werff, 1992), calculando el porcentaje de similitud florística entre diferentes regiones (Dzwonko y Kornás, 1978, 1994 Pichi Sermolli, 1979), o analizar la filogenia de un clado en relación con su geografía e historia geológica (p. Ej., Geiger y Ranker, 2005 Hoot et al., 2006). Estos y otros enfoques han contribuido a lo que ahora es una cantidad abrumadora de literatura sobre el tema. Para limitar el tema de este capítulo, se han elegido tres temas: diversidad, dispersión a larga distancia y vicarianza. Después de discutir estos, se da un resumen del estado actual de la florística porque la biogeografía se basa en última instancia en ese tema.

Los primeros trabajos sobre biogeografía de helechos y licófitos fueron en su mayoría resúmenes tabulares de los porcentajes y / o apariciones de especies en diferentes regiones del mundo (D'Urville, 1835 Baker, 1868 Lyell, 1879).

Contenido relacionado

Envíe un correo electrónico a su bibliotecario o administrador para recomendarle que agregue este libro a la colección de su organización.


2 LA DIVERSIFICACIÓN DE LICÓFITOS

Los licófitos modernos tienen una distribución amplia y normalmente crecen como hierbas del sotobosque, pero también crecen en agua dulce (p. Ej. Isoëtes lacustris), en piscinas efímeras (p. ej. Phylloglossum drummondii) o como epífitas (p. ej. Lycopodium phlegmaria Sporne, 1962). Las formas de crecimiento de los licófitos varían drásticamente (Figura 2). Mientras que Selaginella forma brotes postrados bifurcados (Figura 2a, b), Phylloglossum drummondii tiene un tallo largo y engrosado del cual emergen hojas estrechas y tubérculos alargados en la base (Figura 2c) y Isoëtes forma un cormo con hojas y estructuras de raíces que sobresalen de un tallo central hinchado (Figura 2d Gifford & Foster, 1989 Sporne, 1962). Si bien muchos licófitos son comunes en los trópicos húmedos (p. Ej. Selaginella kraussiana), otros son bien conocidos por su capacidad para sobrevivir a las condiciones del desierto (p. ej. Selaginella lepidophylla, la “Planta de Resurrección” Pampurova & Van Dijck, 2014 Zentella et al., 1999). Algunas especies también pueden tolerar las condiciones árticas y alpinas, particularmente en Lycopodium (Sporne, 1962 Svensson y Callaghan, 1988). Claramente, la radiación de los licófitos involucró adaptaciones a una variedad de ambientes, y estos permitieron la persistencia de los licófitos entre una flora de angiospermas cada vez más dominante.

Después de divergir de los prelicópsidos, los licófitos formaron muchos linajes abundantes y ricos en especies. Los Protolepidodendrales estaban presentes en el Devónico temprano-medio y tenían formas de hojas elaboradas, esporofilas que eran morfológicamente similares a las hojas vegetativas y esporangios con una línea dehiscencia a lo largo de su margen (Sporne, 1962). Muchos Protolepidodendrales tenían hábitos de crecimiento similares a sus parientes licófitos modernos, por ejemplo, los brotes rastreros ramificados dicotómicamente de Leclercqia asemejarse a Lycopodium (Bonamo, Banks y Grierson, 1988). Sin embargo, algunas especies como Chamaedendron multisporangiatum y Longostachys latisporophyllus del Devónico medio tenían hábitos de crecimiento arbóreos con brotes verticales distintos y un cono de raíces ramificadas dicotómicamente (Cai & Chen, 1996 Schweitzer & Li, 1996). Se han encontrado bosques de licopsidos del Devónico temprano-tardío en Svalbard, donde los árboles de licopsidos más grandes muestran sistemas de raíces de cormosas que se asemejan a los sistemas de raíces de los licófitos existentes en el orden Isoëtales (Berry y Marshall, 2015). Quizás el grupo más exitoso de licopsidos arborescentes fueron los Lepidodendrales, que crecieron en un tronco alto y erguido con una corona ramificada dicotómicamente y elaborados sistemas de raíces dicotómicos conocidos como rizomorfos, morfológicamente parecidos a brotes (Gensel & Berry, 2001 Sporne, 1962). Los rizomorfos tenían apéndices laterales conocidos como raicillas estigmarianas, que fueron abcisas durante el desarrollo de la planta dejando cicatrices circulares dispuestas helicoidalmente (Taylor, Taylor y Krings, 2008). Recientemente se demostró que estas raicillas estigmarianas estaban muy ramificadas y cubiertas de pelos radicales, al igual que las raíces de sus parientes modernos más cercanos, los Isoëtales (Figura 1b Hetherington, Berry y Dolan, 2016). En los períodos Devónico tardío y Carbonífero, los Lepidodendrales se volvieron dominantes y se han registrado hasta 200 especies (Sporne, 1962). Estos licófitos fueron responsables del secuestro masivo de CO2 de la atmósfera y produjo la mayor parte del carbón y el petróleo que impulsaron la revolución industrial (Beerling y Berner, 2005).

A pesar de su anterior abundancia y éxito en la historia geológica, los licófitos ahora representan una pequeña proporción de la diversidad vegetal, y se cree que los eventos de glaciación, la sequía prolongada y la posterior competencia por helechos arborescentes y coníferas contribuyeron a su desaparición (Falcon-Lang & Dimichele, 2010). Hay tres órdenes Lycopodiopsida restantes, conocidos como Lycopodiales, Isoëtales y Selaginellales (Figura 1b Schuettpelz et al., 2016). Los Selaginellales comprenden 1 familia, 1 género y 700 especies, y los fósiles de ámbar del Cretácico han demostrado que Selaginella fue prolífico y especio incluso durante el aumento de las angiospermas (Schmidt et al., 2020), persistiendo como el género de licófitos con mayor diversidad de especies. Lycopodiales comprende 1 familia, 16 géneros y un estimado de 388 especies, e Isoëtales comprende 1 familia, 1 género y 250 especies (Schuettpelz et al., 2016). Los lycopodiales se conocen comúnmente como musgos de club y musgos de abeto, los Isoëtales como quillworts y los Selaginellales como musgos de espigas (Figura 1b). Mientras que los Lycopodiales se caracterizan por tener esporas de igual tamaño (homosporía) y falta de lígulas foliares, Selaginellales e Isoëtales tienen esporas de diferentes tamaños (son heterosporosos) y tienen una lígula en el lado adaxial de las hojas (Figura 1b Sporne, 1962). Los estrobos de cuatro lados con distintos tipos de esporangios y distribuciones discriminan a Selaginellales de Isoëtales, siendo los esporangios de Isoëtales mucho más grandes y productivos (Kenrick & Crane, 1997 Sporne, 1962). Con reminiscencias de Lepidodendrales, Isoëtales son típicamente cormosas o rizomatosas con pequeños rizoides ramificados y tienen una roseta basal que se ensancha por crecimiento secundario (Figuras 1b y 2d Pigg, 2001), mientras que las Selaginellales solo crecen a partir de meristemas apicales o meristemas angulares que se encuentran en los puntos de las ramificaciones (Figuras 1b y 2d Pigg, 2001). 1b y 2g – j, m, n Banks, 2009).


Biología AP 6.1 - PowerPoint

Quién debe usar: Los estudiantes pueden usar este PowerPoint para repasar el examen y los profesores pueden usarlo como base para planificar sus conferencias.

Cómo utilizar: Este archivo de PowerPoint es totalmente editable, así que siéntase libre de hacer sus propias adiciones. O puede usar la presentación sin cambios & # 8211 ¡ya cubre los temas más importantes!

Cómo descargar

Para descargar este recurso, deberá adquirirlo. Todos Diccionario de biología Los recursos se pueden ver gratis en la web & # 8211, pero para imprimir copias para usted o su clase, debe comprar una licencia. Básicamente, comprar una licencia le permite imprimir el archivo sin marcas de agua, verlo desde una computadora sin conexión y hacer copias para su clase.

No comparta sus materiales con otro profesor. Trabajamos duro para crear materiales de calidad para su uso, y no sobreviviremos si nuestros recursos se distribuyen libremente. ¡Anime a otros maestros a comprar su propia licencia si les gusta nuestro material! Puede leer nuestras Pautas de licencia para obtener más información.

Simplemente haga clic en el botón que se proporciona a continuación para descargar y se lo dirigirá a la página de procesamiento de pagos. Después de su pago, será redirigido a una página donde el archivo comenzará a descargarse automáticamente.


6.1: Lycophytes - Biología


6.1. Biología

Hay tres especies de piojos humanos: piojo de la cabeza (Pediculus capitis, pl. 20), piojo del cuerpo (Pediculus humanus, pl. 21) y piojo púbico (Phthirus pubis, pl. 22), también llamado piojo del cangrejo. La biología de las tres especies es similar. Todos se alimentan de sangre, viven de una única especie hospedadora (humanos) y tienen tres etapas de desarrollo: huevo, ninfa (con tres mudas) y adulto.

Solo el piojo del cuerpo es un vector de enfermedad y, por lo tanto, un peligro potencial en los campos de refugiados. Mide 2-3 mm de largo y 1-1,5 mm de ancho. Las hembras ponen alrededor de 300 huevos, a razón de unos 10 huevos diarios, en la ropa junto a la piel. Los piojos del cuerpo viven en los pliegues de la ropa y solo entran en contacto con la piel el tiempo suficiente para ingerir sangre. Los adultos mueren después de dos días si no están en contacto con el huésped, mientras que los huevos pueden sobrevivir hasta una semana. Se transmiten de un huésped a otro a través del contacto directo con la piel, la ropa o la ropa de cama.

Los piojos del cuerpo son comunes donde no se practican medidas de higiene personal como lavarse y cambiarse de ropa. Personas de todas las edades pueden estar infestadas.


Estos autores contribuyeron igualmente: Sibo Wang, Hongping Liang.

Afiliaciones

Laboratorio estatal clave de genómica agrícola, BGI-Shenzhen, Shenzhen, China

Sibo Wang, Hongping Liang, Yan Xu, Linzhou Li, Hongli Wang, Durgesh Nandini Sahu, Sunil Kumar Sahu y amp Huan Liu

Departamento de Biología, Universidad de Copenhague, Copenhague, Dinamarca

Sibo Wang, Morten Petersen y Huan Liu

Centro de Educación BGI, Academia de Ciencias de la Universidad de China, Shenzhen, China

Hongping Liang, Yan Xu y Hongli Wang

Departamento de Biotecnología y Biomedicina, Universidad Técnica de Dinamarca, Lyngby, Dinamarca

Bioinformática Integrativa, Departamento de Interacciones de Microbios de Plantas, Instituto Max Planck de Investigación en Mejoramiento de Plantas, Colonia, Alemania


Resumen. Las decisiones sobre el tratamiento del cáncer deben basarse en toda la evidencia disponible. Pero esta evidencia es compleja y variada: incluye no solo los síntomas del paciente y el conocimiento experto de los procesos causales relevantes, sino también bases de datos clínicas relacionadas con pacientes pasados, bases de datos de observaciones realizadas a nivel molecular y evidencia encapsulada en artículos científicos y médicos. sistemas informáticos. Las redes bayesianas objetivas ofrecen un camino basado en principios para la integración del conocimiento, y en este capítulo mostramos cómo se pueden aplicar para integrar varios tipos de evidencia en el dominio del cáncer. Esto es importante desde la perspectiva de la biología de sistemas, que necesita integrar datos que conciernen a diferentes niveles de análisis, y también es importante desde el punto de vista de la informática médica. En este capítulo proponemos el uso de redes bayesianas objetivas para la integración del conocimiento en el contexto de la biología de los sistemas del cáncer. En la Parte I discutimos este contexto con cierto detalle. La Parte II presenta la maquinaria que se va a aplicar, redes bayesianas objetivas. Luego se presenta una aplicación de prueba de principio en


Capital natural y desarrollo sostenible

Director, Instituto Internacional de Economía Ecológica de Maryland, Centro de Estudios Ambientales y Estuarinos, Universidad de Maryland, Box 38, Solomons, MD 20688, EE. UU.

Departamento de Medio Ambiente, Banco Mundial, 1818 H. Street, NW, Washington, D.C.20433, EE. UU.

* Los puntos de vista presentados aquí son los del autor y de ninguna manera deben atribuirse al Banco Mundial.

Director, Instituto Internacional de Economía Ecológica de Maryland, Centro de Estudios Ambientales y Estuarinos, Universidad de Maryland, Box 38, Solomons, MD 20688, EE. UU.

Departamento de Medio Ambiente, Banco Mundial, 1818 H. Street, NW, Washington, D.C.20433, EE. UU.

* Los puntos de vista presentados aquí son los del autor y de ninguna manera deben atribuirse al Banco Mundial.

Abstracto

Abstracto: Una condición mínima necesaria para la sostenibilidad es el mantenimiento del stock de capital natural total en el nivel actual o por encima de él. Si bien una reserva menor de capital natural puede ser sostenible, la sociedad no puede permitir una mayor disminución del capital natural dada la gran incertidumbre y las terribles consecuencias de adivinar mal. Esta regla de la “constancia del capital natural total” puede, por tanto, verse como una condición mínima prudente para asegurar la sostenibilidad, que debe relajarse solo cuando se pueda ofrecer evidencia sólida de que es seguro hacerlo.

Discutimos cuestiones metodológicas relacionadas con el grado de sustituibilidad del capital natural manufacturado, la cuantificación de los servicios de los ecosistemas y el capital natural, y el papel de la tasa de descuento en la valoración del capital natural. Diferenciamos los conceptos de crecimiento (aumento material de tamaño) y desarrollo (mejora en la organización sin cambio de tamaño). Dadas estas definiciones, el crecimiento no puede ser sostenible indefinidamente en un planeta finito. El desarrollo puede ser sostenible, pero incluso este aspecto del cambio puede tener algunos límites. Un problema es que las medidas actuales de bienestar económico a nivel macro (es decir, el producto nacional bruto) miden principalmente el crecimiento o, en el mejor de los casos, combinan crecimiento y desarrollo. Esto requiere una revisión urgente.

Por último, sugerimos algunos principios de desarrollo sostenible y describimos por qué mantener reservas de capital natural es una política prudente y alcanzable para asegurar el desarrollo sostenible. Existe un desacuerdo entre los optimistas tecnológicos (que ven el progreso técnico como la eliminación de todas las limitaciones de recursos para el crecimiento y el desarrollo) y los escépticos tecnológicos (que no ven tanto margen para este enfoque y temen el uso irreversible de los recursos y el daño al capital natural). Al mantener las reservas de capital natural (preferiblemente mediante el uso de un impuesto al agotamiento del capital natural), podemos satisfacer tanto a los escépticos (ya que los recursos se conservarán para las generaciones futuras) como a los optimistas (ya que esto elevará el precio del agotamiento del capital natural e inducirá más rápidamente el cambio técnico que predicen).

Abstracto

Resumen: Una condición mínima para el crecimiento sostenido es el mantenimiento del stock del capital natural total al presente nivel o por encima del mismo. Si bien un stock de capital natural menor podría ser sostenible, la sociedad no permite mayores declinaciones en el mismo debido a la gran incertidumbre y las consecuencias lamen-tables que podría tener el adivinar erradamente. Esta regla “de constancia del capital natural total” puede por lo tanto ser considerada una condición prudente mínima para asegurar sostenibilidad económica, que solo podría ser relajada cuando se den sólidas evidencias en contrario.

Discutimos temas metodológicos que conciernen el grado de sostenibilidad económica de capital manufacturado por capital natural, cuantificación de los servicios del ecosistema y capital natural, y el rol de la tasa de descuento en la valoración de capital natural. Diferenciamos entre los conceptos de crecimiento (crecimiento material en tamaño) y desarrollo (mejoramiento en la organización sin cambio en tamaño). Dadas estas definiciones, el crecimiento no puede ser mantenido indefinidamente en un planeta limitado. El desarrollo puede ser sostenido, pero incluso este aspecto del cambio puede tener limites. Uno de los problemas es que las variables corrientemente usadas para medir el bienestar a nivel global (es decir el Producto Nacional Bruto) miden principalmente crecimiento, o como máximo relacionan entre si crecimiento y desarrollo. Esto requiere una revisión en forma urgente.

Finalmente, proponemos algunos principios de desarrollo sostenible y describimos porque el mantenimiento del stock de capital natural representa una política prudente y posible para asegurar un desarrollo sostenido. Existe un desacuerdo entre optimistas tecnológicos (que ven el progreso tecnológico como eliminando todos los límites, en cuanto a recursos, sobre el crecimiento y desarrollo) y escépticos tecnológicos (que no ven espacio suficiente para esta posibilidad y temen un uso irreversible de los recursos y un daño al capital natural). Manteniendo los stocks de capital natural (preferiblemente usando un impuesto al uso exhaustivo de capital natural) podemos satisfacer tanto a los escépticos (dado que la recursos van a ser conservados para generaciones futuras) como a los optimistas (dado que esto va a incrementar el precio del uso exhaustivo de capital natural e inducirá más rápidamente los cambios técnicos que ellos predicen).


Ver el vídeo: Lycophytes: Early Vascular Plants (Mayo 2022).


Comentarios:

  1. Jervis

    Estas equivocado. Entra lo hablamos. Escríbeme en PM, hablamos.

  2. Darvin

    Qué palabras ... súper, frase brillante

  3. Kye

    Me uno. Y lo he enfrentado.

  4. Dulmaran

    tal vez me quede callado

  5. Nigar

    Este argumento es simplemente increíble.

  6. Zulukora

    Como la falta de gusto



Escribe un mensaje