Información

14: Módulo 14 - Virus, bacterias y epidemiología - Biología

14: Módulo 14 - Virus, bacterias y epidemiología - Biología



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

14: Módulo 14 - Virus, bacterias y epidemiología

¡Descargar ahora!

Le facilitamos la búsqueda de libros electrónicos en PDF sin tener que buscar. Y al tener acceso a nuestros libros electrónicos en línea o al almacenarlos en su computadora, tiene respuestas convenientes con Biology 2 Bacteria And Virus Test Answers Ronindo. Para comenzar a encontrar las respuestas a las pruebas de biología 2 bacterias y virus Ronindo, tiene razón en encontrar nuestro sitio web que tiene una colección completa de manuales enumerados.
Nuestra biblioteca es la más grande de estas que tiene literalmente cientos de miles de productos diferentes representados.

Finalmente recibí este libro electrónico, gracias por todas estas respuestas a las pruebas de Biología 2 Bacterias y Virus Ronindo que puedo obtener ahora!

No pensé que esto funcionaría, mi mejor amigo me mostró este sitio web, ¡y funciona! Obtengo mi eBook más buscado

¡¿Qué es este gran libro electrónico gratis ?!

¡Mis amigos están tan enojados que no saben cómo tengo todos los libros electrónicos de alta calidad que ellos no saben!

Es muy fácil obtener libros electrónicos de calidad)

tantos sitios falsos. este es el primero que funcionó! Muchas gracias

wtffff no entiendo esto!

Simplemente seleccione su botón de clic y luego descargar, y complete una oferta para comenzar a descargar el libro electrónico. Si hay una encuesta, solo toma 5 minutos, pruebe cualquier encuesta que funcione para usted.


Análisis metagenómico de virus en heces de brotes no resueltos de gastroenteritis en humanos

La etiología de un brote de gastroenteritis en humanos no siempre se puede determinar y aproximadamente el 25% de los brotes siguen sin resolverse en Nueva Zelanda. Se plantea la hipótesis de que los virus nuevos pueden representar una proporción de los casos sin resolver, y los nuevos métodos de secuenciación de alto rendimiento no sesgados son prometedores para su detección. El análisis del metagenoma fecal puede revelar la presencia de virus, bacterias y parásitos que pueden haber eludido las pruebas de diagnóstico de rutina. Se seleccionaron 31 muestras fecales de 26 brotes de gastroenteritis de etiología desconocida que ocurrieron en Nueva Zelanda entre 2011 y 2012 para un análisis metagenómico de novo. Se produjo un conjunto de datos total de 193 millones de lecturas de secuencia de 150 pb de longitud en un Illumina MiSeq. Se buscó en el conjunto de datos metagenómicos secuencias de virus y parásitos, sin encontrar evidencia de nuevos patógenos. Se detectaron ocho virus y un parásito, cada uno de los cuales ya se sabía que estaba asociado con gastroenteritis, incluidos adenovirus, rotavirus, sapovirus y Dientamoeba fragilis. Además, también describimos la primera detección de parechovirus 3 humano (HPeV3) en Australasia. Por lo tanto, la metagenómica puede proporcionar una herramienta de auditoría útil cuando se aplica retrospectivamente para determinar dónde los procesos de diagnóstico de rutina pueden haber fallado en la detección de un patógeno.

Copyright © 2015, Sociedad Estadounidense de Microbiología. Reservados todos los derechos.

Cifras

Análisis filogenético que muestra la genética ...

Análisis filogenético que muestra la relación genética del nucleótido de la proteína viral parcial 1 (VP1) ...


Dimensiones sociales de las enfermedades infecciosas

Riesgo y vulnerabilidad

La epidemiología tradicional de las enfermedades infecciosas se ha centrado, en gran medida, en factores de riesgo biológicos y conductuales medibles a nivel del individuo. Dentro de la perspectiva de la "epidemiología de los factores de riesgo", los epidemiólogos centran su trabajo analítico en los factores de riesgo próximos a nivel individual. Los científicos sociales, por otro lado, tienen un interés particular en dilucidar el contexto social de riesgo y vulnerabilidad a las enfermedades infecciosas.

Los factores de riesgo de comportamiento próximos que dan forma a la infección, la aparición y la gravedad de la enfermedad incluyen el comportamiento individual y grupal relacionado, por ejemplo, con la higiene y el saneamiento, el comportamiento sexual, el consumo de alimentos o el movimiento (incluidos los viajes, la migración y el desplazamiento). Los científicos sociales enfatizan la `` lógica cultural '' que sustenta el comportamiento individual y argumentan que los patrones de comportamiento y, en consecuencia, la exposición y la distribución del riesgo de enfermedades infecciosas, son la expresión de fuerzas a mayor escala como la pobreza, las desigualdades sociales, los conflictos armados y otras formas de fuerzas sociales, económicas y políticas. Para los científicos sociales, nociones básicas como "grupo de riesgo", "cumplimiento del paciente" y "comunidad" no comprenden adecuadamente la compleja realidad social, cultural y económica de las poblaciones. En consecuencia, en la literatura de las ciencias sociales, el constructo social de vulnerabilidad ha reemplazado ampliamente al constructo epidemiológico de `` riesgo '', proporcionando un trasfondo teórico para intervenciones prácticas que intentan tomar en cuenta cómo los contextos sociales específicos influyen en las construcciones de identidad individuales, evitando al mismo tiempo la riesgo de discriminación grupal.

La vulnerabilidad a las enfermedades infecciosas es el resultado de varios factores importantes que se superponen, incluidos factores socioeconómicos, biológicos y ambientales. Los procesos sociales a nivel macro como la globalización y la liberalización del comercio, la urbanización rápida no planificada, la pobreza generalizada y las desigualdades conducen a la vulnerabilidad de los subgrupos de población.


Virus y bacterias en la etiología del resfriado común.

Se estudiaron 200 adultos jóvenes con resfriados comunes durante un período de 10 meses. Se utilizaron cultivos de virus, detección de antígenos, PCR y serología con muestras pareadas para identificar la infección. La etiología viral se estableció en 138 de los 200 pacientes (69%). Se detectaron rinovirus en 105 pacientes, se detectó infección por coronavirus OC43 o 229E en 17, virus de influenza A o B en 12 y se encontraron infecciones únicas por virus parainfluenza, virus sincitial respiratorio, adenovirus y enterovirus en 14 pacientes. Se encontró evidencia de infección bacteriana en siete pacientes. Cuatro pacientes tuvieron un aumento de anticuerpos contra Chlamydia pneumoniae, uno tuvo un aumento de anticuerpos contra Haemophilus influenzae, uno tuvo un aumento de anticuerpos contra Streptococcus pneumoniae y uno tuvo anticuerpos de inmunoglobulina M contra Mycoplasma pneumoniae. Los resultados muestran que aunque aproximadamente el 50% de los episodios de resfriado común fueron causados ​​por rinovirus, la etiología puede variar en función de la situación epidemiológica con respecto a los virus circulantes. Las infecciones bacterianas eran raras, lo que respalda el concepto de que el resfriado común es casi exclusivamente una enfermedad viral.

Cifras

(a) Ocurrencia mensual de confirmado…

a) Aparición mensual de infecciones virales confirmadas (virus positivas) y número total de…


La virósfera de ADN de doble hebra como una red jerárquica modular de intercambio de genes

Los genomas del virus son propensos a una gran pérdida, ganancia e intercambio de genes y no comparten genes universales. Por lo tanto, en un estudio a gran escala de la evolución del virus, los análisis de genes y redes de genomas pueden complementar la filogenia tradicional. Realizamos un análisis comparativo exhaustivo de los genomas de los virus de ADN bicatenario (dsDNA) utilizando el enfoque de red bipartita y encontramos una modularidad jerárquica robusta en la virosfera de dsDNA. Las redes bipartitas constan de dos clases de nodos, con nodos de una clase, en este caso genomas, conectados a través de nodos de la segunda clase, en este caso genes. Dicha red se puede dividir en módulos que combinan nodos de ambas clases. La red bipartita de virus dsDNA incluye 19 módulos que forman 5 supermódulos mayores y 3 menores. De estos módulos, 11 incluyen bacteriófagos con cola, lo que refleja la diversidad de este grupo más grande de virus. El análisis del módulo valida y refina cuantitativamente las relaciones evolutivas no triviales propuestas anteriormente. Un supermódulo expansivo combina los virus grandes y gigantes del orden putativo "Megavirales" con diversos virus de tamaño moderado y elementos móviles relacionados. Todos los virus de este supermódulo comparten un conjunto de herramientas morfogenéticas distintas con una proteína de la cápside principal de doble rollo de gelatina. Los herpesvirus y los bacteriófagos de cola comprenden otro supermódulo, que se mantiene unido por un conjunto distinto de proteínas morfogenéticas centradas en la proteína de la cápside principal similar a HK97. Juntos, estos dos supermódulos cubren la gran mayoría de los virus dsDNA conocidos actualmente. Identificamos formalmente un conjunto de 14 genes distintivos virales que comprenden los ejes de la red y representan la mayoría de las conexiones entre módulos.

Importancia: Los virus y los elementos genéticos móviles relacionados son las entidades biológicas dominantes en la tierra, pero su evolución no se comprende lo suficiente y su clasificación no está adecuadamente desarrollada. La razón clave es la alta tasa característica de evolución del virus que implica no solo un cambio de secuencia, sino también una gran pérdida, ganancia e intercambio de genes. Por lo tanto, en el estudio de la evolución del virus a gran escala, los enfoques filogenéticos tradicionales tienen una aplicabilidad limitada y deben complementarse con análisis de genes y redes de genomas. Aplicamos métodos de vanguardia de dicho análisis para revelar una modularidad jerárquica sólida en los genomas de los virus de ADN de doble hebra. Algunos de los módulos identificados combinan virus muy diversos que infectan bacterias, arqueas y eucariotas, en apoyo de hipótesis anteriores sobre relaciones evolutivas directas entre virus de los tres dominios de la vida celular. Identificamos formalmente un conjunto de 14 genes virales distintivos que mantienen unida la red genómica.

Copyright © 2016 Iranzo et al.

Cifras

El mundo del virus dsDNA como una red bipartita. Los nodos correspondientes a los genomas son ...

Estructura núcleo-capa-nube del gen viral ...

Estructura de núcleo-capa-nube de familias de genes virales. Para cada contenedor, la barra indica el ...

Robustez y similitud cruzada de módulos ...

Robustez y similitud cruzada de módulos en la red bipartita de virus. (A y B)…

Estructura de orden superior del virus ...

Estructura de orden superior de la red de virus. (A) Red bipartita definida por módulos (numerados…

La estructura interna del ...

La estructura interna del supermódulo PL- “Megavirales”. Un módulo está vinculado a un…

Estructura interna del Caudovirales…

Estructura interna del Caudovirales supermódulo. Un módulo está vinculado a un conector ...

Caracterización de genes virales distintivos ...

Caracterización de genes distintivos virales y genes distintivos específicos del módulo. (A) Todos los genes centrales ...


Dos tipos principales de patógenos pueden infectarlo:

  1. Patógenos facultativos. Este tipo de patógeno puede reproducirse en un huésped o en otro lugar, como en una superficie de su hogar.
  2. Patógenos obligados. Estos microorganismos solo pueden reproducirse en un huésped. Todos los virus entran en esta categoría ya que no pueden reproducirse por sí mismos como bacterias u hongos.

Además, algunos patógenos requieren múltiples hospedadores. Por ejemplo, las garrapatas de los ciervos se infectan con la enfermedad de Lyme, que luego pueden transmitirle.

Algunos patógenos solo pueden sobrevivir en un tipo de huésped. Otros patógenos pueden infectar una amplia gama de organismos. Por ejemplo, tigres y primates en zoológicos han contraído el virus COVID-19 después de entrar en contacto con sus cuidadores humanos. La gripe aviar y la gripe porcina son otros dos virus que tienen como huéspedes tanto a animales como a seres humanos. Los patógenos que pueden transmitirse de los animales a los humanos se denominan enfermedades zoonóticas.


Biología Brock de microorganismos

"Brock Biology of Microorganisms, el libro de texto autorizado número uno para las especialidades de introducción a la microbiología, sigue estableciendo el estándar de erudición impecable, precisión e ilustraciones y fotografías excepcionales. Este libro para biología, microbiología y otras especialidades científicas equilibra la investigación de vanguardia con los conceptos esencial para comprender el campo de la microbiología. Además de un nuevo coautor, David Stahl, que trae la cobertura de la investigación y la simbiosis de la ecología microbiana de vanguardia a un capítulo completamente nuevo (Capítulo 25), un capítulo general completamente revisado sobre Inmunología (Capítulo 28), una nueva sección de "Grandes ideas" al final de cada capítulo, y una gran cantidad de nuevas fotos y arte hacen que la decimotercera edición sea mejor que nunca. Brock Biology of Microorganisms habla a los estudiantes de hoy mientras mantiene la profundidad y precisión que necesitan los estudiantes de ciencias. . "- Sitio web del editor

"Tres nuevos capítulos se centran en los campos en rápido desarrollo de la biología molecular, la biotecnología y la inmunología de arqueas y eucariotas en la defensa y la enfermedad del huésped" - Página viii

Edición revisada de: Biología de microorganismos de Brock / Michael T. Madigan. 11ª ed. 2006

Incluye referencias bibliográficas e indice

Microorganismos y microbiología - Un breve viaje al mundo microbiano - Química de los componentes celulares - Estructura y función celular en bacterias y arqueas - Nutrición, cultivo y metabolismo de microorganismos - Crecimiento microbiano - Fundamentos de biología molecular - Biología molecular arqueal y eucariota - Regulación de la expresión génica - Visión general de virus y virología - Principios de genética bacteriana - Ingeniería genética - Genómica microbiana - Evolución y sistemática microbiana - Bacterias: las proteobacterias - Bacterias: gram- bacterias positivas y otras - Archaea - Biología de células eucariotas y microorganismos eucariotas - Diversidad viral - Diversidad metabólica: fototrofia, autotrofia, quimiolitotrofia y fijación de nitrógeno - Diversidad metabólica: catabolismo de compuestos orgánicos - Métodos en ecología microbiana - Ecosistemas microbianos - Ciclos de nutrientes, biorremediación y simbiosis - Microbiología industrial - Biotecnología - Control de crecimiento microbiano l - Interacciones microbianas con seres humanos - Fundamentos de inmunología - Inmunología en defensa y enfermedad del huésped - Inmunología molecular - Microbiología e inmunología diagnósticas - Epidemiología - Enfermedades microbianas de persona a persona - Enfermedades microbianas transmitidas por vectores y transmitidas por el suelo - - Tratamiento de aguas residuales, purificación de agua y enfermedades microbianas transmitidas por el agua - Conservación de alimentos y enfermedades microbianas transmitidas por alimentos

Acceso-restringido-artículo verdadero Fecha agregada 2021-02-02 04:09:17 Nombres asociados Madigan, Michael T., 1949- Madigan, Michael T., 1949- Biología de microorganismos Brock, Thomas D. Biología de microorganismos Boxid IA40053315 Cámara USB PTP Class Camera Collection_set printdisabled Identificador externo urn: oclc: registro: 1244508041 Foldoutcount 0 Identifier brockbiologyofmi0000unse Identifier-ark ark: / 13960 / t3gz4d26w Factura 1652 Isbn 0132324601
9780132324601
1405823879
9781405823876
9780321536150
0321536150 2007048239 LCCN OCR Tesseract 4.1.1 Ocr_detected_lang en Ocr_detected_lang_conf 1,0000 0,9928 Ocr_detected_script América Ocr_detected_script_conf Ocr_module_version 0.0.11 Ocr_parameters -l eng Old_pallet IA-WL-2000022 Openlibrary_edition OL16768175M Openlibrary_work OL16465685W Page_number_confidence 89.75 Páginas 1182 Socio Innodata Pdf_module_version 0.0.7 PPI 300 Rcs_key 24143 Republisher_date 20210201153459 Republisher_operator [email protected] Republisher_time 1416 Scandate 20210129212301 Scanner station66.cebu.archive.org Scanningcenter cebu Scribe3_search_catalog isbn Scribe3_search_id 9780321536150 Tts_version 4.2-initial-97-g35291955

Enfermedades emergentes

Las definiciones de EID varían, incluyendo: una enfermedad cuya incidencia en humanos ha aumentado una enfermedad que tiene una tendencia a diseminarse geográficamente, causar un aumento de la incidencia o infectar una nueva especie o nuevas poblaciones o, una enfermedad que se propaga dentro de cualquier población huésped (24 & # x0201326). Los patógenos también pueden considerarse emergentes, por ejemplo, bacterias resistentes a los antimicrobianos. Estas definiciones se pueden aplicar de manera similar a las enfermedades de la vida silvestre y de las plantas (27, 28), tanto en ecosistemas terrestres como marinos (29). También puede haber una aparente aparición de enfermedades recién descubiertas o infradiagnosticadas previamente (24, 26, 30).

Taylor y col. (31) encontraron que los virus y protozoos tenían las proporciones más altas de patógenos emergentes. Se encontró que los patógenos zoonóticos tenían el doble de probabilidades de emerger que los no zoonóticos, pero esto solo se observó en algunos taxones (bacterias y hongos). El salto de hospedante que ocurre en la infección zoonótica puede causar un establecimiento del patógeno en la nueva población con diseminación subsecuente, o puede haber eventos recurrentes de transmisión de un reservorio al nuevo hospedador, después de lo cual no ocurre más transmisión, o hay una pequeño brote limitado (32). El predominio de las infecciones zoonóticas entre las amenazas emergentes para la salud también se ha demostrado entre los eventos recientes de importancia para la salud pública en las Américas, donde el 70% de los eventos fueron causados ​​por agentes zoonóticos (33).

Algunas áreas del mundo, & # x02018hot spots & # x02019, tienden a tener más eventos de EID (20, 34). Estos a menudo tienen una rápida intensificación de los sistemas agrícolas, especialmente de la cría de ganado, y aumentan las interacciones entre animales, humanos y ecosistemas, a menudo causadas por hábitos y prácticas rápidamente cambiantes dentro de las sociedades (18, 35). Igualmente importantes desde el punto de vista de la salud pública pueden ser los & # x02018 puntos fríos & # x02019, lugares desatendidos donde las mediciones de salud pública no son efectivas y las enfermedades que se controlan en otros lugares aún prosperan (18) y pueden constituir un reservorio de enfermedades para futuras reestablecimientos. aparición.

Especialmente los agricultores de pequeña escala o de traspatio pueden verse afectados de manera desproporcionada por los impactos negativos de la EID (36). Las enfermedades emergentes, como la influenza aviar altamente patógena, pueden conducir al declive o la reestructuración de la industria con efectos negativos en los productores a pequeña escala y los actores de la cadena de valor (37).

McMichael (38) propuso cinco categorías de promotores de infecciones emergentes: uso de la tierra y cambios ambientales, cambios demográficos, condiciones del anfitrión, comportamiento de consumo humano y otros comportamientos como la interacción social y cultural, los hábitos sexuales y el uso de drogas. Aparte de estos, los factores dentro del patógeno, como la capacidad de evolucionar a través de mutaciones, son importantes para la aparición de la enfermedad (39).

Patógenos

Virus

Los EID que más publicidad han recibido durante las últimas décadas han sido los virus. Ejemplos notables han sido el VIH, el SARS y el Ébola. Se estima que el 44% de las enfermedades consideradas emergentes en humanos son virales (31).

Los virus de ARN son propensos a emerger debido a su rápida replicación y altas tasas de mutación, con alrededor de una lectura errónea por replicación y grandes poblaciones virales (40, 41). Sin embargo, la mayor presión evolutiva de tener que adaptarse tanto a huéspedes invertebrados como vertebrados crea una tasa más baja de mutación en los virus transmitidos por vectores, y la mayoría de sus mutaciones son sinónimos (42).

Aparte de las mutaciones puntuales, los virus pueden evolucionar a través de eventos de recombinación, especialmente entre virus segmentados. El reordenamiento que se produce en los virus de la influenza es un ejemplo de esto mediante el cual los virus de la influenza crean nuevas combinaciones de genes. Los virus monocatenarios también pueden recombinarse cuando diferentes cepas virales circulan en la misma zona y ocasionalmente infectan la misma célula, como en el ejemplo del virus de la encefalitis japonesa (43, 44). Sin embargo, a pesar de la tendencia creciente a las recombinaciones entre virus segmentados, los virus de ARN monocatenario parecen estar sobrerrepresentados entre los patógenos emergentes (32).

Bacterias

Las bacterias y la rickettsia constituyen el 38% de los patógenos humanos y el 30% de los patógenos emergentes en los seres humanos (31). Debido al deterioro de la salud pública o la complacencia, muchas enfermedades bacterianas han resurgido, como el cólera y la peste en la India (45). Uno de los fenómenos más alarmantes en las bacterias es la propagación de la resistencia a los antibióticos. Aunque las bacterias tienen una evolución continua con mutaciones, también tienen medios para difundir su material genético lateralmente entre especies a través del intercambio de plásmidos o integrones (46 & # x0201349). Esta capacidad de compartir material genético no es un fenómeno restringido a la resistencia a los antibióticos, sino una forma eficiente de manejar diferentes circunstancias ambientales adversas también en la naturaleza (49, 50). De la misma manera, puede ocurrir transferencia lateral de genes de virulencia (48), y la integración de elementos del gen de la toxina de los fagos parece ocurrir comúnmente en Escherichia coli, aunque las toxinas no siempre se expresan en la misma cantidad (26).

La mayoría de los estudios parecen mostrar que la adquisición de genes de resistencia a los antimicrobianos en bacterias causa una desventaja comparativa en comparación con las bacterias no resistentes en ausencia de antibióticos, pero los estudios de algunos genes no han mostrado diferencias, o incluso lo contrario. Una evolución más prolongada junto con un gen de resistencia puede reducir los costos de la bacteria (51).

Hongos

Las infecciones por hongos están surgiendo no solo entre las plantas, donde durante mucho tiempo han sido una causa importante de pérdidas, sino también entre peces, corales, anfibios, murciélagos y humanos (52). De hecho, las infecciones por hongos están contribuyendo a la mayoría de los eventos de extinción que se sabe que han sido causados ​​por enfermedades infecciosas (52, 53). Esto puede deberse a que los hongos pueden infectar eficazmente al 100% de una población, antes de que mueran debido a la alta mortalidad. Además, muchos hongos tienen la posibilidad de persistir como esporas de vida libre (52).

Además de los hongos que infectan directamente a humanos y animales, los hongos que producen toxinas pueden causar enfermedades indirectamente. Las fumonisinas y aflatoxinas son toxinas producidas por diferentes mohos, principalmente Fusarium y Aspergilo especies, y el crecimiento de estos hongos se ve favorecido por las circunstancias climáticas y las malas condiciones de almacenamiento (54, 55). Las toxinas tienen graves repercusiones en la salud de los seres humanos y los animales, y los costos de las enfermedades y de los cultivos condenados son elevados (56, 57). Es probable que los cambios climáticos afecten aún más el impacto (58).

Parásitos

Aunque parte del aumento de los informes de enfermedades parasitarias puede deberse a un subregistro previo, la incidencia parece estar aumentando. Gran parte de los países industrializados han logrado reducir la carga de muchos parásitos, mientras que en muchos países son comunes las infecciones crónicas múltiples (59). La mayoría de las infecciones por helmintos (95%) son zoonóticas, y es probable que estén surgiendo infecciones por protozoos en los seres humanos, tanto zoonóticas como no zoonóticas (31). Un problema emergente en los parásitos es el aumento de la resistencia, lo que hace que muchos medicamentos sean ineficaces (60).

Priones

En el análisis de Taylor et al. (31) en patógenos humanos, el agente causal de la encefalopatía espongiforme bovina fue el único prión en la lista, clasificado como zoonótico y emergente. Sin embargo, existen otras infecciones de importancia entre los animales. La emaciación crónica en los cérvidos se está extendiendo en América del Norte y afecta a las poblaciones de cérvidos, pero se cree que tiene un bajo potencial zoonótico (61). Las nuevas cepas de prurigo lumbar atípico en ovejas y la detección de otras nuevas encefalopatías espongiformes transmisibles también han causado una mayor preocupación, tanto por la aparición en las poblaciones animales como por sus posibles implicaciones zoonóticas (62).

Vías de transmisión

Las infecciones transmitidas directamente entre individuos dependen de la tasa de contacto entre personas susceptibles e infecciosas y, por tanto, posteriormente de la densidad de población y la mezcla de poblaciones. La transmisión directa de enfermedades zoonóticas requiere el contacto entre animales y humanos, como en el caso de la transmisión de la rabia, pero la transmisión también puede ocurrir en la otra dirección. El contacto cercano aumenta el riesgo de transmisión de las mascotas o el ganado a sus dueños, y la creciente demanda de mascotas exóticas (63) con el consiguiente aumento del comercio aumenta aún más el riesgo de introducción de nuevos patógenos. Los patógenos transmitidos por los alimentos y el agua son la principal contribución a los miles de millones de casos anuales de diarrea que se producen (18). El aumento de la transmisión alimentaria puede ser un efecto de las dificultades para manipular el estiércol de la producción animal de forma segura, ya que puede ser una fuente de muchos patógenos zoonóticos (64). Este es un problema tanto para la agricultura a pequeña escala donde puede que no existan sistemas para manejar el estiércol, como en los sistemas industrializados donde la gran cantidad de estiércol producido diariamente causa problemas de manejo. Además, el aumento de la escasez de agua y la contaminación del agua en el futuro (65) pueden aumentar los riesgos de disminución de la seguridad alimentaria.

Las enfermedades transmitidas por vectores constituyen alrededor del 23% de las infecciones consideradas emergentes (20). Aunque los arbovirus pueden ser transmitidos por una amplia gama de artrópodos, los mosquitos son los más importantes desde el punto de vista veterinario y médico y pueden haber estado parasitando la sangre de los mamíferos durante 100 millones de años (66). Las enfermedades causadas por patógenos transmitidos por vectores a menudo ocurren como eventos de desbordamiento, ya que los patógenos generalmente circulan entre los huéspedes reservorios y los vectores invertebrados sin causar una enfermedad aparente. Sin embargo, muchos vectores no son específicos en cuanto a los requisitos de sus huéspedes que se alimentan y pueden alimentarse de otros animales. Por tanto, estos vectores oligofílicos oportunistas pueden transferir un patógeno de un huésped reservorio a animales o seres humanos donde se produce la enfermedad. A menudo, estos nuevos huéspedes incidentales son menos capaces de amplificar el patógeno y son callejones sin salida epidemiológicos.

La naturaleza compleja de la transmisión por vectores hace que sea difícil predecir cómo afectarán los cambios a la incidencia. La temperatura afecta tanto la longevidad, el período de incubación dentro del vector, la abundancia, el comportamiento y los ciclos de reproducción del mosquito y, por lo tanto, los climas más cálidos pueden conducir tanto a una mayor transmisión como a una reducción, cuando la vida útil del mosquito se reduce por debajo del tiempo. necesarios para que el virus se replique (67). La esencia es que cualquier factor que contribuya a períodos de incubación más cortos, aumento de la abundancia de mosquitos, aumento de la proporción de huéspedes adecuados o aumento de la supervivencia del vector aumentará la transmisión de la enfermedad.

El comportamiento oportunista de muchos vectores puede hacer que cambien su alimentación de acuerdo con la disponibilidad del hospedador, e incluso los mosquitos con una fuerte preferencia por los humanos se alimentarán de otros hospedadores si son lo suficientemente abundantes (68). La presencia de múltiples especies puede, en teoría, tener un efecto de dilución, donde la alimentación de otras especies disminuye la proporción de vectores que se alimentan de la especie objetivo de una enfermedad, y un efecto amplificador donde el acceso a múltiples hospedadores causa una mayor abundancia. de vectores (69). El efecto de dilución de otros animales se ha utilizado en zooprofilaxis, cuando una especie, a menudo ganado, se utiliza para desviar mosquitos de otra especie, pero esto no funciona si aumenta la abundancia del vector (68).

Dinámica de patógenos

El concepto de susceptible-infectado & # x02013Removed (SIR) se ha utilizado para modelar enfermedades infecciosas desde que se propuso en la década de 1920. Sin embargo, el modelo está simplificado y, para un modelo más apropiado, puede ser necesario incluir una categoría de expuestos e infectados de forma latente (70).

Generalmente, la propagación de enfermedades infecciosas es promovida por todos los factores que aumentan la tasa de contacto, especialmente entre individuos susceptibles e infectados, crean individuos más susceptibles y aumentan el tiempo de contagio (71). Las acciones que provoquen lo contrario reducirán así la propagación. A menudo, hay varios pasos antes de que una acción tomada por humanos se convierta en un mayor riesgo de enfermedad, lo que puede causar un aumento tardío de la incidencia (Fig. 1). Debido a que la dinámica de la enfermedad de SIR es esencial y básica para la epidemiología de humanos, animales y plantas, todos los factores propuestos por la literatura se enumeran aquí de acuerdo con su efecto en estas categorías. Por lo tanto, para el propósito de este marco, los factores: 1) aumento del número de individuos susceptibles, 2) aumento de los riesgos de exposición y 3) aumento del grado de infecciosidad del individuo infectado, se consideran factores que aumentan los riesgos de aparición de la enfermedad.


Lista de 9 enfermedades virales importantes | Enfermedades Salud humana | Biología

Lista de nueve enfermedades virales importantes observadas en humanos: 1. Varicela 2. Viruela 3. Poliomielitis 4. Sarampión 5. Paperas 6. Rabia 7. Tracoma 8. Influenza 9. Hepatitis.

Enfermedad viral # 1. Varicela (varicela):

Patógeno & # 8211 Herpes-zoster virus (ADN- virus)

Epidemiología & # 8211 Contagiosa & amp; Formite transmitida

Período de incubación & # 8211 12-20 días

Síntomas & # 8211 Erupción o viruela de color rojo oscuro que se convierte en vesículas, costras y caída.

Profilaxis & # 8211 Ahora vacuna disponible, aislamiento.

Terapia e inmunoglobulinas zoster # 8211 (ZIG).

Enfermedad viral # 2. Viruela (Variolla):

Patógeno & # 8211 Variola-virus (ADN-Virus)

Epidemiología y # 8211 Infección contagiosa y por gotitas

Período de incubación & # 8211 12 días

Síntomas & # 8211 Aparición de erupción que se convierte en pústulas, costras y caídas.

Profilaxis & # 8211 Vacuna contra la viruela.

Terapia & # 8211 Ningún caso informado después de 1978.

Enfermedad viral # 3. Poliomielitis:

Patógeno & # 8211 Polio-virus (ARN-virus)

Epidemiología & # 8211 Directa & amp oral

Período de incubación & # 8211 7-14 días

Síntomas & # 8211 Daña las neuronas motoras causando rigidez en el cuello, convulsiones, parálisis en general de las piernas.

Profilaxis & # 8211 & # 8216Salk & # 8217 vacuna y vacuna oral contra la poliomielitis.

Enfermedad viral # 4. Sarampión (enfermedad de Rubeolla):

Patógeno & # 8211 Rubeolla-virus (ARN-virus)

Epidemiología y # 8211 Infección contagiosa y por gotitas

Período de incubación & # 8211 10 días

Síntomas & # 8211 Rubeolla (erupciones cutáneas), tos, estornudos, etc.

Profilaxis y # 8211 Edmonston- Vacuna B, aislamiento

Terapia & # 8211 Antibióticos y ampollas sulfamidas.

Enfermedad viral # 5. Paperas:

Patógeno y # 8211 virus de las paperas (virus de ARN)

Epidemiología y # 8211 Infección contagiosa y por gotitas

Período de incubación & # 8211 12-26 días

Síntomas & # 8211 Agrandamiento doloroso de las glándulas salivales parótidas.

Profilaxis y # 8211 Paperas: aislamiento de la vacuna

Enfermedad viral # 6. Rabia (hidrofobia):

Patógeno y virus de la rabia # 8211 (virus de ARN)

Epidemiología & # 8211 Indirecto y amp inoculativo (los vectores son animales rabiosos monos, gatos, perros)

Período de incubación & # 8211 10 días a 1-3 meses

Síntomas & # 8211 Espasmo de la garganta y músculos del pecho, miedo al agua, parálisis y muerte.

Profilaxis & # 8211 Inmunización de perros.

Terapia & # 8211 Pasteur- tratamiento (14 vacunas en el estómago).

Enfermedad viral # 7. Tracoma:

Patógeno y Chlamydia trachomatis # 8211

Epidemiología & # 8211 Contagioso, transmitido por formita y moscas (vectores)

Período de incubación & # 8211 5-12 días

Síntomas & # 8211 Inflamación de la conjuntiva y la córnea que conduce a la ceguera.

Terapia & # 8211 Tetraciclina y ampsulfonamida.

Enfermedad viral # 8. Influenza (gripe):

Patógeno & # 8211 Myxovirus influenzae (virus ARN)

Epidemiología & # 8211 Transmitida por el aire y pandemia

Período de incubación & # 8211 24-48 horas Dura de 4 a 5 días

Síntomas & # 8211 Bronquitis, estornudos bronconeumonía, leucopenia, tos, etc.

Terapia & # 8211 Terapia con antibióticos.

Enfermedad viral # 9. Hepatitis (ictericia epidémica):

Patógeno y virus de la hepatitis B # 8211

Epidemiología & # 8211 Directa y oral (con comida y agua)

Período de incubación & # 8211 20-35 días

Síntomas & # 8211 Daño a las células del hígado que liberan bilirrubina que causa ictericia.

Profilaxis & # 8211 Saneamiento adecuado Cobertura adecuada de alimentos, agua, leche, etc.Uso de agua clorada o hervida, etc.


Ver el vídeo: tres14 Bacterias (Agosto 2022).