Información

¿Por qué la diabetes no causa la muerte por inanición?

¿Por qué la diabetes no causa la muerte por inanición?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La principal causa de la diabetes es la falta de insulina en el cuerpo. La insulina es la hormona que permite que las células del cuerpo absorban la glucosa de la sangre. Sin insulina, las células del cuerpo no pueden obtener glucosa de la sangre. Entonces, ¿por qué la diabetes no causa la muerte por inanición?


No todas las células dependen de la insulina para absorber glucosa de la sangre (por ejemplo, células endoteliales vasculares). Pero la mayoría sí (tejido muscular y tejido graso).

La falta de insulina hace que la célula use auxiliar Vías metabólicas para generar su energía. [1]:

  • en el músculo, el degradación de proteínas es estimulado
  • hígado gluconeogénesis es estimulado por niveles bajos de insulina y niveles altos de aminoácidos en sangre y usando sustrato de tejido muscular y graso
  • los glucocorticoides estimulan lipólisis
  • el hígado comienza cuerpo cetónico síntesis, que junto con los ácidos grasos de cadena media resultan ser una fuente de energía alternativa bastante buena para el cerebro

La energía de los principios nutricionales es la siguiente:

  • Lípidos = 9 kcal / g
  • Proteínas = 4 kcal / g
  • Hidratos de carbono = 4 kcal / g - el más importante porque se utilizan tal cual. Los lípidos y las proteínas requieren energía de otras fuentes para iniciar reacciones químicas que producen energía.

Referencias:

  1. Mark Brandt, Ph.D. Suplemento de notas endocrinas del Instituto de Tecnología Rose Hulman, páginas 78-80
  2. Wikipedia (enlaces)

La glucosa ingresa a sus células a través de una familia de transportadores. Un transportador principal en las células musculares y grasas se conoce como GLUT-4. La insulina estimula al GLUT-4 para que se mueva desde el interior de una célula a la superficie celular, donde la glucosa puede unirse al transportador GLUT-4 y entrar en la célula. Sin embargo, hay muchos transportadores de glucosa en la superficie celular, incluso cuando no hay insulina. De hecho, hay suficientes transportadores en la superficie celular para permitir que la célula obtenga suficiente glucosa para mantener sus necesidades energéticas. Por tanto, el transporte de glucosa al interior de las células nunca depende realmente de la insulina. La insulina mejora la absorción de glucosa en las células, pero no es necesaria para ello. De hecho, cuando anula el receptor de insulina en ratones para que la insulina no pueda estimular la absorción de glucosa en los músculos o las células grasas (pero mantiene intacto el receptor de insulina en otras células como el cerebro y el hígado), los animales no se vuelven diabéticos y tienen azúcar en sangre normal.-https: //www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15254588

Los estudios de trazadores metabólicos nos han permitido conocer cómo funciona la insulina en humanos in vivo. Cuando le quita la insulina a un diabético tipo I, la glucosa en sangre aumenta bruscamente. Sin embargo, no se debe a que la glucosa no pueda ingresar a las células. De hecho, la captación de glucosa por las células aumenta. Esto se debe a que la concentración de glucosa en la sangre es mucho más alta que la concentración celular que la glucosa debe moverse hacia las células (recuerde, ya hay suficientes transportadores de glucosa en la superficie celular, incluso si no hay insulina). Entonces, ¿por qué sube tanto la glucosa en sangre? Recuerde que la cantidad de glucosa en la sangre depende tanto de la cantidad de glucosa que ingresa a la sangre (la tasa de aparición) como de la cantidad de glucosa que sale de la sangre (la tasa de desaparición). En un diabético en ayunas sin insulina, toda la glucosa proviene del hígado. Recuerde que su hígado ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre cuando está en ayunas al liberar glucosa; esta glucosa proviene tanto de la gluconeogénesis (la formación de glucosa a partir de fuentes que no son carbohidratos, como las proteínas) como de la glucogenólisis (la descomposición del glucógeno almacenado en el hígado). La insulina actúa como un freno (un calón como lo describió el Dr. Schafer) en estos procesos. Por lo tanto, cuando no tiene insulina, tiene gluconeogénesis y glucogenólisis descontroladas. El nivel alto de azúcar en sangre en un diabético no controlado es causado por la sobreproducción de glucosa del hígado, no porque la glucosa no pueda ingresar a las células.-http: //m.bja.oxfordjournals.org/content/85/1/69. pequeño


Polifagia y aumento del apetito # 8211

La polifagia es el término médico utilizado para describir el hambre excesiva o el aumento del apetito y es uno de los 3 signos principales de la diabetes.

Un aumento del hambre suele ser una respuesta a cosas normales como el ejercicio intenso u otra actividad extenuante, pero la polifagia también puede ser el resultado de problemas más graves como la depresión o el estrés.

También conocido como hiperfagia , es uno de los tres síntomas principales de la diabetes, junto con:


¿Qué causa la diabetes gestacional?

Los científicos creen que la diabetes gestacional, un tipo de diabetes que se desarrolla durante el embarazo, es causada por los cambios hormonales del embarazo junto con factores genéticos y de estilo de vida.

Resistencia a la insulina

Las hormonas producidas por la placenta contribuyen a la resistencia a la insulina, que ocurre en todas las mujeres al final del embarazo. La mayoría de las mujeres embarazadas pueden producir suficiente insulina para vencer la resistencia a la insulina, pero algunas no pueden. La diabetes gestacional ocurre cuando el páncreas no puede producir suficiente insulina.

Al igual que con la diabetes tipo 2, el exceso de peso está relacionado con la diabetes gestacional. Es posible que las mujeres con sobrepeso u obesidad ya tengan resistencia a la insulina cuando quedan embarazadas. El aumento de peso durante el embarazo también puede ser un factor.

Los cambios hormonales, el exceso de peso y los antecedentes familiares pueden contribuir a la diabetes gestacional.

Genes e historia familiar

Tener antecedentes familiares de diabetes hace que sea más probable que una mujer desarrolle diabetes gestacional, lo que sugiere que los genes desempeñan un papel. Los genes también pueden explicar por qué el trastorno se presenta con mayor frecuencia en afroamericanos, indios americanos, asiáticos e hispanos / latinos.


Diabetes: 12 señales de advertencia que aparecen en tu piel

La diabetes puede afectar muchas partes de su cuerpo, incluida la piel. Cuando la diabetes afecta la piel, a menudo es una señal de que sus niveles de azúcar en sangre (glucosa) son demasiado altos. Esto podría significar que:

Tiene diabetes no diagnosticada o prediabetes.

Su tratamiento para la diabetes debe ajustarse

Si nota alguno de los siguientes signos de advertencia en su piel, es hora de hablar con su médico.

1. Manchas amarillas, rojizas o marrones en la piel

Necrobiosis lipoidica

Esta afección de la piel a menudo comienza como pequeñas protuberancias sólidas que parecen granos. A medida que avanza, estos bultos se convierten en parches de piel hinchada y dura. Las manchas pueden ser amarillas, rojizas o marrones.

  • La piel circundante tiene una apariencia brillante similar a la porcelana.
  • Puedes ver los vasos sanguíneos
  • La piel pica y duele
  • La enfermedad de la piel pasa por ciclos en los que está activa, inactiva y luego activa nuevamente.
Tomar acción
  • Hágase la prueba de diabetes, si no le han diagnosticado.
  • Trabaje con su médico para controlar mejor su diabetes.
  • Consulte a un dermatólogo sobre su piel. La necorbiosis lipodica es inofensiva, pero puede provocar complicaciones.

2. Área de piel más oscura que se siente como terciopelo

Una mancha oscura (o banda) de piel aterciopelada en la parte posterior del cuello, axila, ingle o en cualquier otro lugar podría significar que tiene demasiada insulina en la sangre. A menudo, esto es un signo de prediabetes. El nombre médico de esta afección de la piel es acantosis nigricans.

Acantosis nigricans (AN)

A menudo, causando piel más oscura en los pliegues del cuello, la AN puede ser el primer signo de que alguien tiene diabetes.

Tomar acción

3. Piel dura y engrosada

Cuando esto se desarrolla en los dedos de las manos, los pies o ambos, el nombre médico de esta afección es esclerosis digital.

En las manos, notará una piel tensa y cerosa en el dorso de las manos. Los dedos pueden volverse rígidos y difíciles de mover. Si la diabetes se ha controlado mal durante años, puede parecer que tiene piedras en la punta de los dedos.

La piel dura, gruesa e hinchada puede extenderse y aparecer en los antebrazos y la parte superior de los brazos. También puede desarrollarse en la parte superior de la espalda, los hombros y el cuello. A veces, el engrosamiento de la piel se extiende a la cara, los hombros y el pecho.

En casos raros, la piel sobre las rodillas, los tobillos o los codos también se vuelve más gruesa, lo que dificulta estirar la pierna, apuntar el pie o doblar el brazo. Dondequiera que aparezca, la piel engrosada a menudo tiene la textura de una cáscara de naranja.

Este problema de la piel generalmente se desarrolla en personas que tienen complicaciones debido a la diabetes o una diabetes que es difícil de tratar.

Tomar acción
  • Informe a su médico sobre el engrosamiento de la piel. Tener un mejor control de su diabetes puede brindarle alivio.
  • También es posible que necesite fisioterapia. Cuando la piel se vuelve más gruesa en un dedo de la mano, del pie u otra área con articulaciones, la fisioterapia puede ayudarlo a mantener su capacidad para doblar y enderezar la articulación.

4. Ampollas

Es raro, pero las personas con diabetes pueden ver que de repente aparecen ampollas en la piel. Es posible que vea una ampolla grande, un grupo de ampollas o ambos. Las ampollas tienden a formarse en las manos, los pies, las piernas o los antebrazos y se parecen a las ampollas que aparecen después de una quemadura grave. A diferencia de las ampollas que se desarrollan después de una quemadura, estas ampollas no son dolorosas.

Ampollas

Se pueden formar ampollas grandes como esta en la piel de las personas que tienen diabetes.

El nombre médico de esta afección es bullosis diabetricorum. A veces, se llama bullae diabética.

Tomar acción
  • Informe a su médico sobre las ampollas. Deberá tomar medidas para prevenir una infección.
  • Hable con su médico sobre cómo controlar mejor su diabetes.

5. Infecciones de la piel

  • Piel caliente e hinchada que duele
  • Un sarpullido que pica y, a veces, pequeñas ampollas, piel seca y escamosa o una secreción blanca que se parece al requesón.

Infecciones de la piel

¿Ha pasado un año o más desde su último período y tiene varias infecciones por hongos cada año? Es posible que tenga diabetes o prediabetes.

Tomar acción
  • Obtenga tratamiento inmediato para la infección.
  • Informe a su médico si tiene infecciones frecuentes de la piel. Podría tener diabetes no diagnosticada.
  • Si le han diagnosticado diabetes, es posible que necesite controlarla mejor.

6. Llagas y heridas abiertas

Tener un nivel alto de azúcar en sangre (glucosa) durante mucho tiempo puede provocar una mala circulación y daño a los nervios. Es posible que los haya desarrollado si ha tenido diabetes no controlada (o mal controlada) durante mucho tiempo.

La mala circulación y el daño a los nervios pueden dificultar que su cuerpo sane las heridas. Esto es especialmente cierto en los pies. Estas heridas abiertas se llaman úlceras diabéticas.

Diabetes y pies

Si tiene diabetes, debe revisar sus pies todos los días para ver si tiene llagas y heridas abiertas.

Tomar acción
  • Obtenga atención médica inmediata para una llaga o herida abierta.
  • Trabaje con su médico para controlar mejor su diabetes.

7. Espinillas

Esta afección de la piel provoca manchas (y, a veces, líneas) que crean una depresión apenas perceptible en la piel. Es común en personas que tienen diabetes. El nombre médico es dermopatía diabética. Suele formarse en las espinillas. En casos raros, lo verá en los brazos, los muslos, el tronco u otras áreas del cuerpo.

Puntos de espinilla

Dermopatía diabética: este hombre de 55 años ha tenido diabetes durante muchos años.

Las manchas suelen ser marrones y no causan síntomas. Por estas razones, muchas personas los confunden con manchas de la edad. A diferencia de las manchas de la edad, estas manchas y líneas generalmente comienzan a desvanecerse después de los 18 a 24 meses. La dermopatía diabética también puede permanecer indefinidamente en la piel.

Tomar acción
  • Informe a su médico sobre estos puntos.
  • Trabaje con su médico para controlar mejor su diabetes.
  • Si no le han diagnosticado diabetes, hágase la prueba.

8. Brote de pequeñas protuberancias de color amarillo rojizo

Cuando aparecen estos bultos, a menudo se ven como granos. A diferencia de las espinillas, pronto adquieren un color amarillento. Por lo general, encontrará estos bultos en las nalgas, los muslos, la curva de los codos o la parte posterior de las rodillas. Sin embargo, pueden formarse en cualquier lugar.

Eruptiva-xantomatosis

Estos bultos aparecen repentinamente y desaparecen rápidamente cuando la diabetes está bien controlada.

Cuando aparecen estos bultos, a menudo se ven como granos. A diferencia de las espinillas, pronto adquieren un color amarillento. Por lo general, encontrará estos bultos en las nalgas, los muslos, la curva de los codos o la parte posterior de las rodillas. Sin embargo, pueden formarse en cualquier lugar. No importa dónde se formen, generalmente son sensibles y pican. El nombre médico de esta afección cutánea es xantomatosis eruptiva.

Tomar acción
  • Informe a su médico sobre los bultos porque esta afección de la piel aparece cuando tiene diabetes no controlada.
  • Hable con su médico sobre cómo controlar mejor su diabetes.

9. Bultos elevados rojos o del color de la piel

Es controvertido si esta afección de la piel está asociada con la diabetes. Sabemos que la mayoría de las personas que tienen granuloma anular no tiene diabetes. Sin embargo, varios estudios han encontrado esta afección de la piel en pacientes con diabetes. Uno de estos estudios encontró que las personas con diabetes tenían más probabilidades de tener granuloma anular en grandes áreas de la piel y que las protuberancias iban y venían. Otro estudio concluyó que las personas que tienen un granuloma anular que aparece y desaparece deben someterse a una prueba de diabetes.

Granuloma anular

Esta afección de la piel causa protuberancias y manchas que pueden ser del color de la piel, rojas, rosadas o violetas azuladas.

Tomar acción
  • Informe a su médico si tiene protuberancias como las que se muestran aquí, especialmente si las protuberancias aparecen y desaparecen.

10. Piel extremadamente seca con picazón

Picazón en la piel seca

Si tiene diabetes, es más probable que tenga la piel seca. El nivel alto de azúcar en sangre (glucosa) puede causar esto. Si tiene una infección en la piel o mala circulación, esto también podría contribuir a la piel seca y con picazón.

Tomar acción
  • Dígale a su médico acerca de su piel extremadamente seca. Obtener un mejor control de la diabetes puede reducir la sequedad.
  • Si continúa teniendo la piel seca después de controlar mejor su diabetes, un dermatólogo puede ayudarlo.

11. Parches escamosos amarillentos en los párpados y alrededor de ellos

Estos se desarrollan cuando tiene niveles altos de grasa en la sangre. También puede ser una señal de que su diabetes no está bien controlada. El nombre médico de esta afección es xantelasma.

Tomar acción
  • Dígale a su médico acerca de las manchas amarillentas y escamosas alrededor de sus ojos.
  • Hable con su médico sobre cómo controlar mejor su diabetes. El control de la diabetes puede eliminar las escamas.

12. Acrocordones

Muchas personas tienen acrocordones, crecimientos en la piel que cuelgan de un tallo. Si bien es inofensivo, tener numerosas etiquetas cutáneas puede ser una señal de que tiene demasiada insulina en la sangre o diabetes tipo 2.

Etiquetas de la piel

Estos crecimientos son más comunes en los párpados, el cuello, la axila y la ingle.

Tomar acción
  • Pregúntele a su médico si debe hacerse una prueba de diabetes.
  • Si tiene diabetes, pregúntele a su médico si necesita controlarla mejor.

Cuando ver a un dermatólogo

La diabetes puede causar muchos otros problemas cutáneos. La mayoría de los problemas de la piel son inofensivos, pero incluso uno menor puede volverse grave en las personas que tienen diabetes. Un dermatólogo certificado por la junta puede reconocer los problemas de la piel causados ​​por la diabetes y ayudarlo a controlarlos.

¿Todos los dermatólogos están certificados por la junta?

No. Vea lo que se necesita para obtener la certificación de la junta.

Imagenes
Imagen 1: Imagen cortesía de Clark C. Otley, MD. Reservados todos los derechos

Imágenes 3, 7, 8, 9: Usadas con permiso del Diapositivas de enseñanza de la Biblioteca Nacional de Dermatología de la Academia Estadounidense de Dermatología.

Algunas imágenes utilizadas con permiso de Revista de la Academia Estadounidense de Dermatología

Imágenes 5, 6 y 10: Getty Images

Referencias
Cohen Sabban, EN. "Manifestaciones cutáneas de la diabetes mellitus de la A a la Z". Sesión de enfoque presentada en: 74a Reunión Anual de la Academia Estadounidense de Dermatología 4 al 8 de marzo de 2016 Washington D.C.

Duff M, Demidova O, et al. "Manifestaciones cutáneas de la diabetes mellitus". Diabetes clínica. 201533:40-8.

Kalus AA, Chien AJ, et al. "Diabetes mellitus y otros trastornos endocrinos". En: Wolff K, Goldsmith LA, et al. Dermatología de Fitzpatrick en Medicina General (séptima edición). McGraw Hill Medical, Nueva York, 2008: 1461-70.

McKinley-Grant L, Warnick M, et al. "Manifestaciones cutáneas de enfermedad sistémica". En: Kelly AP y Taylor S. Dermatología para pieles de color. (primera edición). The McGraw-Hill Companies, Inc. China, 2009: 481-4.

Morgan AJ y Schwartz RA. "Dermopatía diabética: un signo sutil con graves implicaciones". J Am Acad Dermatol. 200858:447-51.

Yosipovitch G, Loh KC, et al. "Perla médica: cambios en la piel similares a la esclerodermia en pacientes con diabetes mellitus". J Am Acad Dermatol. 200348:109-11.


El hambre puede revertir la diabetes tipo 2

Un nuevo estudio muestra que la inanición (comer 600 kcal / día) puede revertir la diabetes tipo 2, al igual que la cirugía de bypass gástrico.

Nuevamente, no es necesario explicar el efecto de la cirugía con otras teorías especulativas. La inanición resultante revierte la diabetes. Y la inanición ni siquiera es necesaria para hacer eso.

Hambruna innecesaria

Si un diabético tipo 2 deja de comer (carbohidratos), los síntomas de la diabetes comienzan a desaparecer. Pero la inanición o la cirugía son formas innecesariamente dolorosas de hacerlo.

Afortunadamente, los diabéticos pueden comer alimentos reales hasta la saciedad, siempre que eviten el azúcar y el almidón. La comida que rápidamente se convierte en azúcares simples en el intestino. Cortarles el estómago o morirse de hambre no es necesario.

Todo lo que necesitan es buena comida.

Una operación de bypass gástrico protege de comer demasiados carbohidratos de dos maneras. Número uno: solo puedes comer porciones en miniatura de cualquier cosa. Número dos: las cantidades más pequeñas de almidón que consume no se digieren tan fácilmente como el duodeno con la enzima amilasa que digiere el almidón se desvía del contacto directo con los alimentos.

95 comentarios

En primer lugar, estoy de acuerdo en que la comida es la causa de la diabetes dos, ya que parece, según tengo entendido, no un médico, pero la diabetes es un problema dietético, ¿no? Es reversible y se puede poner en remisión o me atrevo a usar la palabra curar la llamada palabra prohibida. Muchos críticos no apreciarán ni se mofarán, pero el mundo no parece comprender que tal vez, después de leer la información, el meollo del problema parece ser la causa raíz de la diabetes, si puedo citar esa información, los médicos tienen que concentrarse en el objetivo. CAUSA de la diabetes y no de los azúcares, que es solo el síntoma, y ​​puedo relacionarme con esta visión pragmática y de sentido común. Dejando a un lado la dieta baja en carbohidratos y el ejercicio, parece de sentido común reducir la cantidad y la ingesta de alimentos con sensatez.

En segundo lugar, estoy 100% de acuerdo en que el video dos miente sobre la diabetes, lástima que la industria médica no vea lo mismo.

Continúe con el buen trabajo siempre que se haga dentro de lo razonable y no afecte a otros problemas.


Lejos de una cura

El tratamiento dietético de Allen no fue ni mucho menos una cura. Los pacientes con diabetes estuvieron al borde de la inanición por la capacidad de trabajar para controlar su enfermedad. Muchos pacientes buscaron este método de tratamiento, aunque fue doloroso, ayudó a extender sus vidas. Este método de tratamiento también permitió a muchos pacientes vivir lo suficiente como para recibir la insulina recién descubierta cuando estuviera disponible.

En 1918, Allen dejó Rockefeller para comenzar su propia clínica de tratamiento de diabetes y trastornos metabólicos. Después de que se descubrió la insulina, fue uno de los primeros médicos que recibió muestras para probar con los pacientes antes de que se distribuyera ampliamente.


Resistencia a la insulina en el músculo esquelético

Los estudios que utilizaron espectroscopia de resonancia magnética 13 C y 31 P identificaron la síntesis de glucógeno estimulada por insulina alterada como el principal factor responsable de la resistencia a la insulina en el músculo y la actividad de transporte de glucosa estimulada por insulina reducida como el paso de control de la velocidad que subyace a la síntesis de glucógeno más baja en pacientes con DM2 y sus parientes resistentes a la insulina 75,76,77,78,79 (Fig. 2a). La reducción del transporte de glucosa estimulada por la insulina puede atribuirse principalmente a la señalización defectuosa de la insulina a nivel de IR y PI3K asociada a IRS-1, que se ha observado en un estudio que se produce sin alteración de la fosforilación de AKT 80. Mientras que la mayoría de los estudios en humanos apuntan a defectos proximales en la señalización de la insulina, algunos modelos experimentales proporcionan evidencia de anomalías distales 81,82. La glucógeno sintasa también se puede estimular mediante la regulación por insulina de la glucógeno sintasa quinasa-3 (GSK3) o de forma independiente mediante la activación alostérica por glucosa-6-fosfato 83 en el músculo esquelético 75,76,77,84 y el hígado 38,85, pero su actividad no lo hace. no parece regular la eliminación de glucosa estimulada por insulina (Figs. 1, 2).

Los parientes delgados de primer grado de pacientes con DM2 presentan predominantemente resistencia a la insulina muscular 76. La ingestión de dos comidas ricas en carbohidratos reveló sus anomalías metabólicas tempranas: los carbohidratos ingeridos se desviaron de la síntesis de glucógeno muscular al hígado, donde la disponibilidad aumentada de carbohidratos y la hiperinsulinemia compensadora promovieron DNL hepático, síntesis de TAG hepático y secreción de VLDL, hipertrigliceridemia y plasma de alta densidad reducido lipoproteínas 30. La importancia crítica del músculo esquelético queda ilustrada por la observación de que una sola sesión de ejercicio, que activa la quinasa AMP, promueve la translocación del transportador de glucosa GLUT4 y la captación de glucosa independientemente de la insulina 86, revirtió completamente estas anomalías 76,87. Los individuos resistentes a la insulina también exhiben una menor densidad mitocondrial muscular, expresión génica y función, lo que impide la oxidación de lípidos. Esto, combinado con la liberación de TAG hepática aumentada, contribuye a la acumulación de lípidos musculares. En conjunto, estos hallazgos sugieren un fenotipo específico, por el cual las reducciones genéticas y / o adquiridas en la función mitocondrial muscular predisponen a estos individuos a snAcumulación de -1,2-DAG, activación de PKCθ y PKCε y resistencia a la insulina en el músculo, que puede potenciarse aún más por la producción excesiva de especies reactivas de oxígeno 88 (Fig. 2b). Dicha resistencia a la insulina muscular selectiva también aumenta el riesgo cardiometabólico debido al aumento de la producción de TAG y VLDL y la posterior dislipidemia. La asociación entre la resistencia a la insulina muscular y la función mitocondrial anormal representa una característica que se observa con frecuencia en los ancianos y en las personas propensas a o con DT2 manifiesta 79,89.

Cada vez hay más pruebas que apoyan la hipótesis de que las variantes genéticas en el ADN mitocondrial (ADNmt) y el ADN nuclear relacionado con la función mitocondrial contribuyen a la resistencia a la insulina y la diabetes tipo 2 90 o las respuestas anormales inducidas por el ejercicio 91. Las variantes genéticas en el ADN nuclear relacionado con la función mitocondrial conducen a una función mitocondrial relativamente levemente deteriorada, mientras que las variantes genéticas clásicas del ADNmt típicamente causan una reducción severa en la función mitocondrial con déficits neurológicos y falla de las células β. En contraste con las alteraciones genéticas y adquiridas que conducen a deficiencias leves en la actividad mitocondrial y una predisposición a la acumulación de lípidos ectópicos y resistencia a la insulina, las alteraciones que conducen a reducciones severas en la actividad mitocondrial (por ejemplo, variantes del ADNmt) dan como resultado una mayor dependencia de la glucólisis anaeróbica, hiperlactaemia y aumento del metabolismo de la glucosa 92,93,94. En apoyo de esta hipótesis, un GWAS europeo reciente informó que una variante no sinónima de norte-acetiltransferasa 2 (NAT2) se asocia con la resistencia a la insulina y rasgos relacionados, así como con una diferenciación de adipocitos disminuida, una captación de glucosa mediada por insulina y un aumento de la lipólisis de WAT 95. Silenciar o derribar el ortólogo NAT2 de ratón, NAT1, induce resistencia a la insulina, intolerancia a la glucosa e intolerancia al ejercicio 96,97 y se asocia con la acumulación ectópica de TAG y la acumulación de DAG y la activación de las PKCε hepáticas y la PKCθ muscular 97. Nat1 −/− los ratones también muestran reducciones leves en la función mitocondrial y morfología alterada, lo que demuestra otro vínculo genético entre la función mitocondrial reducida, la deposición de TAG y DAG y la resistencia a la insulina en el hígado y los músculos inducida por nPKC 97. Respaldando aún más el papel relevante de las mitocondrias para el desarrollo de resistencia a la insulina, los ratones con knockout muscular específico de sarcolipina, que es necesaria para el desacoplamiento del retículo sarcoendoplásmico mitocondrial Ca 2+ -ATPasa (SERCA) y la oxidación de lípidos, desarrollan obesidad y DAG-nPKC- resistencia a la insulina mediada por los músculos, mientras que la sobreexpresión de sarcolipina previene la resistencia a la insulina inducida por la obesidad 98. Otras variantes genéticas también pueden predisponer a los seres humanos a la resistencia a la insulina muscular y a la diabetes tipo 2 independientemente de la función mitocondrial alterada, como la mutación de pérdida parcial de función AKT2 que da como resultado una menor captación de glucosa adiposa y del músculo estimulado por insulina 99, mientras que una mutación activadora provoca ayuno hipoglucemia 100. AS160 (también conocido como TBC1D4) variantes genéticas sugieren vínculos entre la señalización de la insulina y el transporte de glucosa que conducen a la resistencia a la insulina muscular, hiperinsulinemia posprandial e hiperglucemia 101,102. Además, el transporte de glucosa mediado por RAC1 puede desregularse en el músculo esquelético 103 murino y humano resistente a la insulina (Fig. 2a, b). Estos genotipos pueden haber sido ventajosos para conservar la glucosa para otros tejidos en el entorno ártico prehistórico.


Causas de la fatiga por diabetes

Primero, la diabetes puede causar fatiga directamente con niveles altos o bajos de azúcar en sangre.

Causas relacionadas con el azúcar en sangre

• El nivel alto de glucosa en sangre hace que su sangre sea & # 8220 fangosa & # 8221, lo que ralentiza la circulación para que las células no puedan & # 8217 obtener el oxígeno y los nutrientes que necesitan. Margaret comentó: & # 8220 Puedo decir si mis azúcares son altos por la mañana, porque & # 8216groggy & # 8217 no & # 8217t empiezo a describirlo. & # 8216Drogado & # 8217 es como se siente. & # 8221

• Los niveles bajos de azúcar también causan fatiga por diabetes, porque cuando el azúcar en sangre es bajo, no hay suficiente combustible para que las células funcionen bien.

• Además, el nivel alto de glucosa en sangre puede causar fatiga por diabetes a través de la inflamación. Los vasos sanguíneos se inflaman con el azúcar. Cuando esto sucede, según la investigación, las células inmunes llamadas monocitos ingresan al cerebro y causan fatiga.

Otras afecciones médicas que pueden causar fatiga.

Pero su fatiga por diabetes puede no ser causada por la diabetes en absoluto. Otras afecciones médicas que pueden causar fatiga incluyen:

• Anemia o recuentos bajos de glóbulos rojos. Es fácil hacerse la prueba de anemia. Si lo tiene, generalmente se debe a una deficiencia de hierro, ácido fólico o vitamina B-12, o al sangrado menstrual abundante en las mujeres (que resulta en una deficiencia de hierro).

• Tiroides baja (“hipotiroidismo & # 8221): las personas con diabetes tienen más probabilidades que otras de tener problemas de tiroides. Si su nivel de tiroides es bajo, es probable que se sienta cansado, somnoliento y deprimido.

• Niveles bajos de testosterona, especialmente en hombres. Los hombres con diabetes son mucho más propensos a tener niveles bajos de testosterona.

• Infecciones: las personas con diabetes suelen tener infecciones que no conocen. Las infecciones requieren energía para combatir, lo que puede causar fatiga y elevar los niveles de azúcar en sangre. Una fuente común son las infecciones del tracto urinario o de la & # 8220 vejiga & # 8221. A menudo duelen, pero a veces no presentan síntomas, a excepción de la fatiga. Las infecciones dentales silenciosas y las infecciones vaginales también son comunes y fatigantes.

• Enfermedad cardíaca no diagnosticada: si se cansa después de las tareas por las que solía navegar, podría ser el momento de hacerse un chequeo cardíaco.

• Condiciones como fatiga crónica y fibromialgia. Estos son mucho más comunes en las mujeres, pero los hombres también los padecen. La fatiga es el síntoma principal. Muchas otras enfermedades causan fatiga; puede ver la lista del gobierno & # 8217 aquí.

• Efectos secundarios de los medicamentos: muchos medicamentos para la diabetes, la presión arterial, la depresión, el dolor y otros problemas pueden causar fatiga. Lea las etiquetas, pregunte a su médico o farmacéutico.

Causas adicionales de fatiga

Luego hay causas que no son & # 8217t completamente médicas:

• Falta de sueño o sueño deficiente: algunas personas están demasiado agitadas o ocupadas para dormir. O están despiertos para usar el baño toda la noche, o tienen apnea obstructiva del sueño (AOS), que puede despertarlos muchas veces por hora. Si eso le sucede a usted, es probable que se sienta fatigado durante el día.

• El trabajo por turnos (turnos rotativos o trabajo nocturno) puede causar fatiga directamente al alterar el reloj biológico o indirectamente al interrumpir el sueño.

• La depresión es muy común con la diabetes. La mayoría de las personas deprimidas se sienten fatigadas, incluso si no se sienten tristes. Incluso en niveles bajos, la depresión puede minar su motivación. ¿Por qué levantarse? Puede realizar una prueba gratuita para ver si está deprimido aquí.

• Hacer demasiado: si está haciendo ejercicio y corriendo todo el día, no toma descansos o incluso se detiene para respirar mucho, está cortejando la fatiga. Patti escribió: & # 8220 Creo que forzarme a hacer todo solo está empeorando la fatiga. & # 8221 Probablemente tenga razón.

• Estrés: en pequeñas dosis, el estrés psicológico o físico puede darle energía, pero si se prolonga demasiado, lo agotará.

• Dieta: Demasiados carbohidratos, especialmente carbohidratos refinados, pueden hacer que cualquiera se sienta cansado, especialmente con diabetes. Kat escribió: & # 8220 ahora que estoy comiendo una dieta alta en proteínas / grasas y baja en carbohidratos, me he quitado esa fatiga extrema / somnolienta que solía tener todos los días. & # 8221

• Según WebMD, demasiada cafeína puede causar fatiga por diabetes a través de un efecto rebote. También dicen que la deshidratación, o no beber suficiente líquido, es una de las principales causas de fatiga.

• Estar fuera de forma o tener músculos débiles: no mover el cuerpo contribuye a la fatiga. Por supuesto, es difícil hacer ejercicio cuando está fatigado.

• Envejecimiento: es normal tener menos energía a medida que envejecemos, pero esta desaceleración no debería ser dramática. Si la pérdida de energía es rápida o severa, está sucediendo algo más.

Esta lista se está volviendo ridículamente larga y no está completa. Si está lidiando con la fatiga, tal vez comience por evaluarse a sí mismo para estas posibilidades. Entonces lea mi artículo & # 8220Stress and Fatigue & # 8221 para las soluciones que los profesionales y nuestros lectores han encontrado.

¿Quiere aprender cómo reducir la fatiga por diabetes? Lea & # 8220Recovering From Diabetes Fatigue & # 8221 y & # 8220Diabetes Fatigue - Recupere su energía, & # 8221 por el enfermero David Spero.

Descargo de responsabilidad de asesoramiento médico: usted comprende que las publicaciones de blog y los comentarios a dichas publicaciones de blog (ya sea que publiquemos nosotros, nuestros agentes o blogueros, o los usuarios) no constituyen un consejo médico o recomendación de ningún tipo, y no debe confiar en ningún información contenida en dichas publicaciones o comentarios para reemplazar las consultas con sus profesionales de atención médica calificados para satisfacer sus necesidades individuales. Las opiniones y otra información contenida en las publicaciones y comentarios del blog no reflejan las opiniones o posiciones del propietario del sitio.


La meteorización biológica y su efecto letal en las madres negras

Imagínese por un momento que es un chico de 22 años muy tonto que conduce por Florida en algún momento alrededor de 2009. Está acelerando por una carretera llamada Alligator Alley a aproximadamente 92 millas por hora, que es aproximadamente 20 millas por encima del límite de velocidad. Ya es tarde. Quizás las ventanas estén bajas. Quizás la música esté a todo volumen. Quizás estás cantando desafinado. Básicamente, estás viviendo tu mejor vida hasta que las luces de la policía aparecen detrás de ti y recuerdas que no estás en una película sobre la mayoría de edad. Eres una mujer negra conduciendo sola en medio de la noche. En el sur.

Así es como muero, piensas, cuando un estoico oficial de policía te quita la licencia y el registro de tu mano temblorosa. El asesinato policial de Michael Brown que llevó a Black Lives Matter al centro de atención nacional aún no había ocurrido. Pero creciste escuchando sobre Sean Bell y Amadou Diallo, los antepasados ​​de Brown en la lista de negros asesinados por la policía, sus compañeros en este traumático e indefenso club. Sabes lo peligroso que puede ser esto.

El oficial de policía se aleja. Después de lo que parece una eternidad, regresa.

"Por el amor de Dios", sisea, entregándote tu información. "Realmente necesitas reducir la velocidad".

No recibiste un boleto. usted De Verdad merecía un boleto.

El oficial se va, pero su corazón no deja de acelerarse y sus músculos no se relajan. Sigues temblando y tu respiración no se ralentiza. There’s nothing to do but sit there, wading through fear and the feeling that you got lucky, then keep driving.

I was that 22-year-old who thought she was going to die in the middle of the night on a Florida road. I know very well the visceral fear that comes from premature death being an acceptable hazard of the black American experience. I understand what it means for racism to be such a fact of everyday life that my first thought when I got pulled over wasn’t “I hope I don’t get a ticket” but “I hope I make it through this alive.”

The term “weathering” describes how the constant stress of racism may lead to premature biological aging and poor health outcomes for black people, like disproportionately high death rates from chronic conditions such as heart disease, stroke, diabetes, and most cancers.

Mental anguish and stress from “fighting against larger structures and systems can have an impact on your health,” Joia Crear-Perry, M.D., founder and president of the National Birth Equity Collaborative, tells SELF. This, in a nutshell, is weathering.

Weathering plays a significant and intriguing role in conversations about black maternal mortality, a public health crisis based around the fact that black women are three to four times more likely to die from pregnancy-related complications than white women in the United States, according to the Centers for Disease Control and Prevention (CDC). As part of our ongoing series on black maternal mortality, we’re unpacking how weathering works, why it matters even if you’re not pregnant, and what usted can do with this information.

Any kind of long-term stress can affect your body. “We’ve learned a lot about what stress does to your body and your organs and how it accelerates the aging of your cells,” Arline Geronimus, doctor of science, professor at the University of Michigan School of Public Health and member of the National Academy of Medicine, tells SELF. “This has helped me understand how lived experiences become biology,” says Geronimus, who first coined the term “weathering” with her landmark 1992 Ethnicity & Disease hypothesis on the subject.

Stress is your body’s natural response to perceived danger. It’s actually meant to be helpful. When you experience stress, your brain’s hypothalamus prompts your adrenal glands to release hormones including adrenaline and cortisol, according to the Mayo Clinic. These hormones can impact a host of bodily functions, like increasing your blood pressure and quickening your heart rate. All of these physiological changes allow you to fight your potential stressor or flee from harm (hence the term “fight-or-flight response”).

To illustrate how this works, Dr. Crear-Perry uses an example far too many black people can relate to: a store employee following you for no reason besides the color of your skin. “Your heart starts racing, and you start breathing faster,” Dr. Crear-Perry says. “That's a natural physiological response to the stress of being a black person in America.”

Stress responses that happen infrequently and last for a few minutes or so are perfectly normal, but chronic stress can be really detrimental to your health. (“Tell me something I don’t know,” you say.) Chronic stress can make you more prone to mental illnesses like depression, according to the American Psychological Association (APA). It can lead to migraines, tension headaches, and backaches. Chronic stress can also impact your blood vessels, arteries, and heart, which over time can raise your cholesterol levels and even increase the risk of a heart attack. Then there’s how you trato with this stress. If it’s by drinking more than a moderate level of alcohol, smoking cigarettes, or other unhealthy behaviors, that can only compound your risk of health issues.

Chronic stress is unhealthy for the average person, but these symptoms can be even more worrisome for pregnant people. If symptoms of stress like trouble falling asleep, loss of appetite, and headaches get severe enough during your pregnancy, they can impact you and your growing fetus, according to the National Institute of Child Health and Human Development (NICHD). High blood pressure—which chronic stress can absolutely help induce—can directly increase the chances of having preterm labor as well as a baby with low birth weight, the NICHD explains. Those kinds of poor birth outcomes were the impetus for Geronimus’s weathering research.

Geronimus came up with the idea of weathering while examining why teen moms have overall higher rates of preterm birth, low birth weight, and infant death, with young black mothers having even higher rates than young white moms. She became interested in this area of study after working with several groups of black teen mothers as a young research assistant. Geronimus’s theory was that if she could take into account the different life experiences between black and white teens (like income levels), birth outcomes would improve the longer people waited to get pregnant, no matter their race. To find her answer, she dug into large pools of data like the CDC’s information on birth outcomes in 1983 among people aged 15 to 34 of various races.

“When I actually studied it, I began to see I was wrong,” Geronimus says.

What Geronimus found was that birth outcomes worsened among black moms as they aged. “If you were black and a teen mom, you had better birth outcomes even when compared to your 20s, and certainly by the mid or late 20s,” Geronimus says. The same wasn’t true for the white moms she studied.

In response to this finding, Geronimus developed the theory that weathering was a form of premature aging due to exposure to social inequity, she explains. The term is meant to capture the positive connotation of weathering (making it through a difficult experience) along with the negative implication (being damaged in the process).

Oppressed groups are essentially put between a rock and a hard place, Geronimus says. “They [are] expected to do things even though they were set up for failure, and if they [succeed] at them, it [exacts] a physical price.”

Since first publishing her theory on weathering, Geronimus has conducted more research to see how it holds up. In 1996 she published a study in Social Science & Medicine that looked at 54,888 births in black and white Michigan residents between the ages of 15 and 34, finding that as the black moms aged, they were more likely to have low birth weight and very low-birth-weight babies. The effect was more severe for black women living in low-income areas, but it persisted no matter their income level.

One prime question in weathering research is how discrimination can lead to tangible negative health outcomes. In 2010, Geronimus and her fellow researchers published a study in Human Nature, examining how telomere lengths differed in 110 black and 105 white women from 49 to 55 years old. Telomeres are “stabilizing caps” located on the ends of chromosomes that protect DNA, sort of like the plastic ends on your shoelaces, Geronimus explains. They naturally shorten during cell division and throughout your aging process, but there’s also research to suggest that environmental factors can speed up that deterioration. A 2013 literature review published in the Revista de Medicina Interna notes that one of the most robust studies on telomere lengths suggested a 25% risk of early death among people with the shortest telomeres. Because of that, Geronimus and her team theorized that telomere lengths could be an indicator of weathering. They found that, based on telomere length, black women in the age range of 49 to 55 were on average 7.5 years “older” biologically than white women of the same age, though they note the various limitations to the study, like small sample size, and say more research is necessary before reaching a definitive conclusion here.

But the ability to measure how overexposure to stress hormones can cause biological damage, known as the allostatic load, may give Geronimus’s theory more scientific credence. Allostatic load is measured through a composite index of lab test results indicating stress-related wear and tear across the body, Geronimus explains. Various research points to racial disparities that can’t be fully attributed to things like differences in income level.

To further illustrate the idea that weathering is a biological process that can happen across socioeconomic status, in 2015 Geronimus published another study on telomere length, this one in the Journal of Health and Social Behavior. The study authors examined the telomere lengths of 239 black, white, and Mexican adults living in Detroit who spanned a range of low to moderate incomes. The researchers found that white residents who lived in poverty had shorter telomere lengths than their white moderate-income counterparts, black residents had equivalent telomere lengths regardless of income level, and Mexican residents living in poverty had más extenso telomere lengths than their Mexican moderate-income counterparts.

“This [outcome] is actually what my colleagues and I had predicted because [weathering] is not about poverty itself,” Geronimus says. Instead, it’s about how others in your environment treat you based on race, which financial security can’t always change. For instance, middle-income black residents who still had relatively short telomeres were spending time in environments where they were subjected to othering and social isolation, which “was affecting their telomere lengths from a kind of prolonged [physiological] stress,” she explains. This study was also limited by issues like small sample size, but it still adds to the collection of evidence that racism may affect health.

Geronimus’s research on Mexican residents in Detroit (many were born abroad) complements recent research on birth outcomes in African immigrants and U.S.-born black women. A 2017 Medicamento study looking at 1,121 black women born in the United States and Africa found that participants who had recently immigrated had lower rates of preterm birth than the U.S.-born black Americans (though they’re certainly not immune from pregnancy and childbirth complications).

“There’s a toll of having to prove yourself all the time and interact with the people who disparage you and oppress you,” Geronimus says.

There isn’t yet a quantifiable amount of stress we can point to that indicates if someone will experience weathering, Geronimus says, or an exact age when its effects begin. But this wealth of research does help challenge the frustrating notion that oppressed people can simply “pull themselves up by their bootstraps” to eliminate disadvantages and disparities.

The concept of weathering explains, at least in part, why factors like education, income, access to health care, and pure willpower can’t fully insulate you from poor health outcomes. However, it’s key to see weathering as one of many frameworks seeking to understand how racialized stress impacts black people, Angela Aina, M.P.H., codirector and research lead of Black Mamas Matter Alliance, tells SELF. As an example, Aina cites the Sojourner Syndrome framework developed by anthropologist Leith Mullings, Ph.D. The Sojourner Syndrome framework is the idea that factors like race, class, and gender all work together to create very real barriers to good health. While a lot of weathering research aims to look at race on its own, the Sojourner Syndrome framework argues that none of these factors can be separated from the others. It was built on the research of Sherman A. James, Ph.D., who invented the term John Henryism, another framework that explores how black people pour a lot of effort into coping with stressors like discrimination, and how that effort can be damaging to their health.

A 2016 study published in Souls: A Critical Journal of Black Politics, Culture, and Society analyzed the way that “respectability behaviors” impact health. As strategies people employ to try to manage other people’s perceptions of them and avoid discrimination, respectability behaviors are an example of the coping efforts described in John Henryism. The study, which included survey data from 3,015 black people over the age of 18 living in Chicago, found that black people who engaged in “vigilance,” or the anticipation of discrimination or racism, had higher reports of chronic illnesses including hypertension and depressive symptoms. This study and its adjoining “vigilance” framework join a long and robust history of research on how navigating everyday life as a black person in America can quite literally be bad for your health.

This brings us to the crux of our exploration: weathering and black maternal mortality. In New York City, a college-educated black woman is three times more likely to experience severe maternal complications than a white woman without a high school education, according to a 2016 "New York City Department of Health and Mental Hygiene’s Severe Maternal Morbidity" report.

Weathering seems to be an inextricable part of black maternal mortality. Pregnancy offers a compelling opportunity to study weathering in a concrete way. It’s a relatively short-term medical condition with very measurable outcomes like birth weight or infant mortality, “whereas things like hypertension or diabetes take decades [to develop], and it’s harder to pinpoint the root cause,” she says.

That also means there tends to be more direct weathering research on infantil outcomes, not other reproductive outcomes like maternal mortality. It’s not as though any researcher has been able to study exactly how much of a role weathering plays in the deaths of the black people we lose every year due to pregnancy or childbirth complications. But it’s only logical for a phenomenon that could so impact infant outcomes to have the awful power of harming their pregnant and postpartum parents too. A 2019 study in The Journal of Maternal-Fetal & Neonatal Medicine found that every 1 out of 270 births in California involved both preterm labor and severe maternal health complications. The two are often terribly and closely connected.


Di·a·be·tes mel·li·tus

Q. My 7yr has Diabetes. She been Diabetic for about 5 weeks and we can't get numbers at a good spot. she aether way to low (30- 60 scary when she gets like this) and to high (300 - 400) We been looking at what she eating calling the physician. he been play with here shots but nothing working. Its when she at school is were the nuber are mostly going up an down. we been trying to work with the school but she the only one in the hole school that has Diabetes. what to do ?

Q. how diabetes is caused

UNA. Diabetes is the inability of the body to ‘produce insulin - type 1 diabetes’ or ‘proper use of insulin - type 2 diabetes, gestational diabetes and pre-diabetes’. Diabetes is often goes undiagnosed because many of the symptoms of diabetes seems harmless. The causes of diabetes continues to be a mystery, pancreas it the organ whose defect causes diabetes.
for further information please visit:
http://healthy-ojas.com/html/diabetes_mellitus.html

Here we can find information on alternative medicines for diabetes.

Q. my grandmother was diabetic . and i learned that diabetic is genetic . should i be concern for me or or for one of my family reletives . she suffered a lot and she died of it .. if a blood tests shows high amount of sugar in my blood , does i mean i am diabetic ?


Ver el vídeo: La Diabetes Causa Graves Consecuencias - 8 Complicaciones Que No Debes Ignorar (Mayo 2022).


Comentarios:

  1. Adal

    Gracias por la información, ahora lo sabré.

  2. Cyneheard

    Gracias por una explicación.

  3. Faer

    Disculpe por lo que tengo que intervenir ... situación similar. Podemos discutir. Escribe aquí o en PM.

  4. Placido

    Se elimina la frase

  5. Garadyn

    Completamente comparto tu opinión. Idea excelente, apoyo.

  6. Shakasida

    Encuentro que no tienes razón. Te invito a discutir. Escribe en PM, hablaremos.



Escribe un mensaje